Se espera inflación elevada y crecimiento bajo para 2018: CEEY
En 2017, México presentó en promedio una tasa anual de crecimiento económico de 2.3 por ciento, la menor desde 2013, recordó Marcelo Delajara, autor del estudio.

Para el último año de esta administración se esperan niveles relativamente altos de inflación y que el Banco de México mantenga una política monetaria relativamente restrictiva, de acuerdo con el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

En su análisis trimestral Crecimiento económico y empleo en México durante 4T 2017, con especial énfasis en la inflación al inicio de 2018, señaló que durante 2017 se registró una desaceleración considerable en el ritmo de expansión de la economía.

Marcelo Delajara, director del Programa de Crecimiento Económico y Mercado Laboral del CEEY, indicó que el Producto Interno Bruto de México (PIB) experimentó en el cuarto trimestre de 2017 (4T 2017) un crecimiento anual ajustado por estacionalidad de 1.5 por ciento, ligeramente inferior al presentado en el trimestre previo (1.7 por ciento) y mucho menor que el registrado durante la primera mitad del año (3.0 por ciento). 

 “Con este último dato reportado por el Inegi, México presentó en promedio una tasa anual de crecimiento económico de 2.3 por ciento, la menor desde 2013 (cuando fue solo 1.6 por ciento)”, dijo el también autor del análisis. 

El análisis trimestral de Delajara apuntó que en cuato trimestre de 2017 el impulso a la actividad económica desde la demanda fue positivo en lo que respecta al consumo privado y a las exportaciones y fue negativo en lo que toca a la inversión.

En lo que se refiere al empleo, durante 4T 2017 la desocupación permaneció en un nivel bajo, prácticamente idéntica al trimestre anterior, y la informalidad persistió en un nivel elevado.

Observó que durante la segunda mitad de 2017 el Índice de Confianza del Consumidor mostró una recuperación. Sin embargo, el indicador sigue por debajo de los niveles registrados al inicio del sexenio, y sólo ligeramente por encima de su nivel más bajo, que alcanzó en la primera parte de 2017.

 “Durante la segunda parte de 2017, los componentes del índice que capturan la percepción de los consumidores sobre la situación económica futura de sus hogares y del país presentaron una tendencia al alza, la que se moderó hacia el final del periodo, en 4T 2017.  Más aún, en el mes de enero de 2018 (aunque en niveles notablemente superiores al mismo periodo del año previo) estos subíndices, en general, parecen mostrar signos de una nueva contracción“, indicó.

En la primera quincena de enero de 2017, debido al incremento en el precio de la gasolina, los precios crecieron 1.5 por ciento; y como en 2018 no hubo tal aumento, el crecimiento de los precios en la primera quincena de enero de 2018 fue menor, 0.24 por ciento.

El CEEY apuntó que es de esperarse que la inflación general anual siga reduciéndose en los próximos meses, pero de una manera muy suave, y que 2018 será otro año con inflación relativamente alta.

“Ante este panorama, y con el riesgo adicional de que el Fed, el banco central de Estados Unidos, acelere su ritmo de incremento de tasas de interés, el Banco de México seguramente mantendrá una política monetaria relativamente restrictiva durante la mayor parte de 2018“, agregó.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]