Conflicto en la UACM: comisión no se pronuncia a favor de Orozco ni de Dussel
Los grupos de la rectora Esther Orozco y el rector 'Enrique Dussel' volvieron a confrontarse, cuando éste último inauguró un nuevo semestre.
El denominado "rector interino", Enrique Dussel, inauguró el semestre. El conflicto no se destraba con el grupo de Esther Orozco, quienes protestaron en el acto. (Foto: Cuartoscuro)

La comisión tripartita, que actualmente se encarga de destrabar el conflicto en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), se mantiene neutral y no se pronunció el martes sobre la legitimidad del nombramiento de Enrique Dussel, a quienes los paristas reconocen como “rector interino”, ni tampoco manifestó respaldo alguno a Esther Orozco.

Representantes de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), de la Secretaría de Gobierno y de la Comisión de Derechos Humanos (CDHDF), quienes conforman dicha comisión, manifestaron su “respeto irrestricto” a la autonomía de la universidad y sólo exigieron a las dos partes confrontadas que respeten los acuerdos firmados el 26 de noviembre para solucionar el conflicto que supera ya va para cuatro meses.

Los “orozquistas” y “dusselianos” volvieron a enfrentarse este martes, cuando los primeros protestaron contra el denominado “rector interino” de la UACM, Enrique Dussel, quien inauguró el semestre académico 2013-1.

A continuación, se reproducen las últimas comunicaciones al respecto, entre ellas la del “árbitro” de la contienda, Luis González Plascencia, titular de la CDHDF.

CDHDF, ALDF Y SECRETARÍA DE GOBIERNO LOCAL PIDEN RESPETAR LOS ACUERDOS DEL 26 DE NOVIEMBRE PASADO SOBRE EL CONFLICTO EN LA UACM

 

  • EL Ombudsman capitalino, quien fungió como vocero, reiteró el respeto irrestricto a la autonomía de la UACM.

 

La Comisión Tripartita, integrada por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), la Secretaría de Gobierno capitalina y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), exigieron respetar los acuerdos firmados el  pasado 26 de noviembre para dar solución al conflicto en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

         Después de sostener una reunión, el Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, quien fungió como vocero de la citada instancia, dio lectura al siguiente posicionamiento:

         Los integrantes de esta Comisión reiteramos el respeto irrestricto a la autonomía de la UACM.

         La participación de esta Comisión en el conflicto ha sido a petición de las partes involucradas, siempre en un marco de buena fe y de respeto irrestricto a las instituciones, a la comunidad universitaria y a los derechos fundamentales de las personas.

         Nuestra participación responde a la incapacidad de las autoridades universitarias a dirimir mediante el diálogo y la concertación sus conflictos internos.

         Nuestro interés principal es garantizar una educación oportuna y de calidad a los miles de estudiantes de esta casa de estudios, responsabilidad no sólo de esta Comisión, sino de la sociedad en su conjunto.

         Exigimos el cumplimiento a los acuerdos signados con fecha de 26 de noviembre de 2012, los cuales fueron en su momento suscritos por los propios interesados.

         Se buscarán los mecanismos legales y administrativos a fin de garantizar el pago oportuno del personal docente y administrativo, a efecto de continuar al ciclo educativo 2013.

         Reiteramos a las partes en conflicto diriman el mismo, como facilitadores para una solución pacífica, anteponiendo el interés de los educandos, evitando la polarización y la confrontación interna por motivaciones personales, garantizando la gobernabilidad de esta casa de estudios.

Comunicado del grupo de Esther Orozco

Convalidar actuaciones de grupos radicales sería un precedente
negativo para las universidades públicas: UACM

•    En una carta abierta, la Rectora, el Secretario Técnico del CU y el
Abogado General señalan que ello significaría una señal de alarma para
la seguridad de la ciudad

•    Demandan al GDF que el estudio jurídico que se realiza sobre la
situación de la institución sea con respeto a la autonomía
universitaria y apego irrestricto a la legalidad

•    Una universidad autónoma como la UACM no tiene que esperar ni el
aval ni el reconocimiento de ninguna autoridad ajena a su comunidad
para ejercer la encomienda de brindar educación de calidad

A partir de que el Gobierno del Distrito Federal, a través de la
Secretaría de Gobierno, realiza un estudio jurídico sobre la situación
de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), en una carta
abierta la Rectora Esther Orozco, el Secretario Técnico del Tercer
Consejo Universitario, Carlos Arriaga, y el Abogado General, José de
Jesús Izquierdo Ubaldo, indican que confían en que para la realización
de este análisis habrá una postura de respeto a la autonomía
universitaria y que se actuará en apego irrestricto a la legalidad,
“congruente con un gobierno electo democráticamente, cuyo titular
ostenta un Doctorado en Derecho”.

En el texto dirigido a la opinión pública indican que la sola idea de
convalidar las actuaciones de grupos radicales, que persiguen sus
fines encapuchados y armados con tubos, es una señal de alarma en una
ciudad que tiene como eje político la seguridad de sus ciudadanos,
además de que genera un precedente negativo para las universidades
públicas.

En la carta publicada el día de hoy, los tres funcionarios
universitarios coinciden en que una universidad autónoma como la UACM
no tiene que esperar ni el aval ni el reconocimiento de ninguna
autoridad ajena a su comunidad para ejercer la encomienda de brindar
educación de calidad.

Resaltan que la actual administración que encabeza la doctora Esther
Orozco es la única, legítima y legalmente facultada para administrar
esta casa de estudios y para seguir con la labor de libre cátedra y
libre discusión de las ideas.

Explican además las razones por las cuales el supuesto proceso de
“revocación” de la Rectora Orozco se llevó a cabo mediante un proceso
viciado, irregular e ilegal, por algunos integrantes de la comunidad
universitaria.

En primer lugar, expresan, el Tercer Consejo Universitario se instaló
formalmente el 22 de agosto de 2012, de acuerdo con el Estatuto
General Orgánico (EGO) de la UACM y ese órgano no fue notificado ni ha
analizado proceso de revocación alguno.

El supuesto proceso de revocación que promovió el grupo de ex
consejeros, explican en segundo lugar, pretende aplicar criterios
retroactivos, contrarios a lo previsto en el artículo 14
constitucional y en el artículo 83 del EGO.

Añaden que un proceso de revocación, en su caso, tendría que ser
votado por una mayoría calificada de dos tercios del Consejo
Universitario, y este supuesto proceso fue promovido por un grupo que
representaría menos de la mitad del Consejo Universitario en
funciones.

Además, sostienen que este supuesto proceso de revocación contraviene
los acuerdos políticos firmados en la ALDF el 26 de noviembre de 2012,
ya que no se formalizó la incorporación del grupo de  ex consejeros
inconformes al Consejo Universitario, porque no se logró el quórum en
la reunión que había sido programada para el 29 de noviembre de 2012.

La Rectora Orozco, así como el Secretario Carlos Arriaga y el Abogado
General, José de Jesús Izquierdo, mencionan que ese quórum no se logró
porque 12 de los ex consejeros inconformes estaban impedidos para
participar en dicha reunión, dado que fungían como promoventes de
juicios de amparo en contra del Consejo Universitario, contraviniendo
una disposición explícita del acuerdo.

En consecuencia, exponen, cualquier decisión tendría que ser asumida
con quórum mínimo de consejeros académicos y de consejeros
estudiantiles, y el supuesto proceso de revocación fue promovido
únicamente por ocho estudiantes, cuando el quórum mínimo pactado fue
de 11 consejeros estudiantiles.

Además, no se realizó la entrega total de las instalaciones de
universitarias, pues la sede administrativa, en Eugenia y División del
Norte, permanece tomada desde el 8 de noviembre de 2012.

Sin duda alguna, concluyen, este supuesto proceso de revocación de la
Rectora Esther Orozco y de otros funcionarios no sólo es ilegal,
porque desconoce los principios de imparcialidad y certeza jurídica,
sino que también trata de pasar por alto los acuerdos políticos que el
Tercer Consejo Universitario firmó con el fin de avanzar en la
resolución del conflicto universitario.

 Comunicado del Consejo Universitario

El CU manifiesta su beneplácito porque la Comisión Tripartita refrende autonomía de la UACM  

·         En las próximas horas dará a conocer su posicionamiento sobre la vigencia de los acuerdos firmados el 26 de noviembre de 2012

·         Apoya el llamado de la Comisión Tripartita a una solución pacífica del conflicto, anteponer el interés de los educandos y evitar la polarización

El Tercer Consejo Universitario (CU) manifestó su beneplácito porque la Comisión Tripartita –integrada por la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), la Secretaría General de Gobierno del Distrito Federal (GDF) y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF)– respete el marco de la autonomía de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y refrende su carácter de coadyuvantes en el conflicto que vive esta casa de estudios.

Los integrantes del Tercer CU señalaron que en las próximas horas darán a conocer su posicionamiento sobre la vigencia de los acuerdos firmados en la ALDF el 26 de noviembre de 2012, toda vez que la contraparte incumplió las condiciones establecidas en los mismos, como se ha acreditado en distintas ocasiones. Por ejemplo, se hace hincapié en que en dichos acuerdos quedó establecido que no se podrían tomar acuerdos sin el quórum mínimo de consejeros estudiantes y consejeros académicos, por lo que la presunta revocación de la Rectora Esther Orozco está fuera del marco de estos acuerdos.

Por otra parte, cabe resaltar que tanto el Tercer Consejo Universitario como la Contraloría General y la Oficina del Abogado General cumplieron los acuerdos referidos, sin que hubiera reciprocidad de la contraparte; muestra de lo anterior es que la sede administrativa en Eugenia se mantiene tomada por el grupo parista.

Es de reconocerse, señalaron los miembros del Tercer CU, que en su posicionamiento, la Comisión Tripartita llame a una solución pacífica del conflicto, a anteponer el interés de los educandos, así como evitar la polarización y la confrontación interna por motivaciones personales, lo cual permite garantizar la gobernabilidad de la UACM.

 



Temas relacionados:
Gobierno del DF
Sociedad
Universidad



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]