‘Las precampañas dejaron más hastío que esperanza’: Fabrizio Mejía Madrid
El autor de ‘Manual para votantes primerizos o expertos (hastiados o esperanzados)’, advierte que hay una parte del crimen organizado que sirve al Estado para desestabilizar las elecciones.
(Océano/Redacción AN).

En la historia democrática de México la desconfianza es una constante, asegura Fabrizio Mejía Madrid. El escritor junto con el monero Helguera publica Manual para votantes primerizos o expertos (hastiados o esperanzados) (Océano), volumen donde analiza la irregular y oscura historia de las elecciones recientes en nuestro país. Con una dosis de humor y autocrítica, ambos promueven la necesidad de ser ciudadanos informados y preocupados por el bien común. A partir de preguntas como ¿Para qué voto?, o ¿Quién me representa?, revisan las condiciones del escenario político de cara a las elecciones de julio próximo.

¿Es votante hastiado o esperanzado?

Estoy esperanzado a las diez de la mañana, pero cuando llega la noche ya estoy bastante hastiado. Helguera y yo hicimos votamos por primera vez en 1988 y desde entonces no nos ha tocado una sola elección federal donde no haya desconfianza en los resultados. En México no hemos conseguido que los votos se cuenten y cuenten, como decía Woldenberg. En la historia democrática de nuestro país la desconfianza es una constante. En el fondo, el libro promueve la idea de la soberanía popular; de cómo ser ciudadano y como decían los romanos, ser parte de la buena vida. Pensar en tu ciudad y no dedicarse únicamente a los asuntos domésticos; ver la política como un arte y una reflexión colectiva. Ahí es donde encuentro esperanza. En cambio, la realidad me hastía. Somos un país que pasó del virreinato al neoliberalismo sin hacer escala en la democracia. Tenemos electores de viejo régimen, que son quienes venden sus votos y piensan que la política es sucia. Por otro lado, los de nuevo cuño creen que todo es un mercado y piensan que votar es como comprar unos zapatos. La votación debería ser una opinión pensada en función de lo mejor para tu ciudad y país.

El libro tiene un carácter didáctico enfocado en los jóvenes que votarán por primera vez y que están desencantados de la democracia.

Sí, lo pensamos para los jóvenes porque ellos no tienen la historia completa. No alcanzaron el fraude a Cuauhtémoc Cárdenas, aunque sí el episodio de Calderón ganando por el .56% o el de Peña comprando cinco millones de votos.

Al final es lo mismo…

Tanto Helguera como yo, nos dimos cuenta de que los votantes primerizos son muy parecidos a los veteranos. No tenemos una historia muy satisfactoria con la democracia tal como la hemos planteado en México. Por eso buscamos rescatar de que el ciudadano no es solamente un elector. La ciudadanía también implica estar informado, vigilar a las autoridades y participar de muchas maneras. Así como hay un poder constituyente, también hay un poder destituyente y eso lo hemos visto en los países árabes o en Argentina.

Hace poco José Woldenberg publicó un libro dirigido a los jóvenes desencantados de la de democracia…

Yo no pondría el énfasis en la sociedad. Hemos hecho muchas cosas para que avance la idea de una democracia transparente, el problema es que por la propia cultura política nacional se han pervertido un montón de cosas. Un ejemplo claro son los candidatos independientes. En principio la idea es buena, pero acabó en las señoras y señores que no alcanzaron la candidatura de sus partidos. El propio instituto electoral fue una buena idea, un poco caro, pero necesario; en cambio, ahora tenemos un instituto que no se mete en las elecciones del Estado de México y un tribunal electoral que legaliza el uso de las tarjetas para la compra de votos; es decir, todo se pervierte. El desencanto no viene por sí mismo, se debe a la historia.

¿Tuvimos alternancia con transición o sin transición democrática?

No hubo transición democrática. Cuando ganó Fox vimos una alternancia en la presidencia a partir de un pacto por el modelo económico. No vimos el cambio de un régimen político. Es algo que se preparo desde la época de Salinas, recordemos que él aprovechaba que las elecciones fueran cuestionadas para poner interinatos. Así fue como se preparó aquella alternancia. Ahora con el asunto de Chihuahua y Javier Corral vemos claramente donde está la continuidad entre un partido y otro; estos personajes de la Secretaría de Hacienda que se presentan como técnicos y expertos en realidad son profundamente ideológicos y corruptos. Ellos fueron quienes pactaron, la alternancia no pasó por los ciudadanos.

Dedica un capítulo a los medios de comunicación. ¿Qué papel juegan y cuál es su opinión sobre la propuesta de regular la publicidad oficial?

El principal problema de los medios es que aquí por la información se compra o se mata. En este momento están muy copados por los presupuestos no solamente de presidencia, sino también por los gobiernos estatales, además tenemos los conflictos locales en algunas entidades. Su papel prácticamente se limita a ser voceros de quien les da la publicidad, de modo que si se regula la publicidad oficial de todos modos seguiría existiendo la autocensura o la idea de plantearse la elección como una oportunidad para obtener dinero.

¿Entonces por dónde regularlo?

Una solución podría ser dejar de apostar tanto a los spots y más a los debates. En otros países cada vez que hay un tema álgido, las televisoras convocan los candidatos o a sus representantes a un debate corto, muy televisivo y donde se fijan posturas. En México todo son spots, te venden una aspiración sin que veamos una posición frontal. Andrés Manuel López Obrador ya propuso un gabinete y lanzó tres propuestas concretas, en tanto que los otros candidatos solo lanzan spots y no proponen algo concreto. Las campañas tendrían que sustentarse en debates sobre asuntos muy puntales.

Donde sí vemos un debate es entre intelectuales o analistas de distintos bandos. En su libro, polemiza con Enrique Krauze por ejemplo.

Sí, en 1988 Nexos y Vuelta tenían cierta presencia. Ambas publicaciones apoyaron el fraude de una manera muy sofisticada. Argumentaron que como no se podía saber el resultado de la elección, la legitimidad del ganador de obtenía con el desempeño. Luego vino Vargas Llosa a decir que México es una dictadura perfecta y se indignaron Octavio Paz, Enrique Krauze y más aún Salinas. Cuando revisas lo dicho por los dos primeros descubres que Krauze apuntó que se trataba de una “dictablanda”, Paz en cambio, además de regañarlo, habló de un sistema con un partido dominante. Así fue como justificaron el fraude. Del lado de Nexos, no solamente se justificó, Aguilar Camín fue asesor de Salinas de Gortari. En realidad ambos grupos no han sido demócratas, apoyan a quien a llegue. Krauze inventó lo del “mesías tropical” y yo polemizo con él porque creo que fue una ocurrencia. No revisó que el tiempo mesiánico en Walter Benjamin implica no pensar el tiempo como un presente perpetuo, sino en repensar hacia atrás para replantear el futuro de un país. Benjamin plantea hacer un corte para repensar las cosas. A Krauze le faltó revisión histórica. Además, traen este asunto de los rusos que ya parece ridículo, califican a Putin de populista cuando la realidad es que se parece más al PRI, tan solo recordemos que se ha reelegido varias veces.

¿Qué nos dejaron las precampañas: esperanza o hastío?

Más hastío que esperanza. Todas las campañas tienen su parte oscura, de mentiras y ataques personales, pero me parecen preocupantes los focos de violencia. Hemos visto conflictos en los mítines de Claudia Sheinbaum, asesinatos de candidatos en Jalisco o Guerrero. Hay una parte del crimen organizado que sirve al Estado para meter miedo y desestabilizar las elecciones.

¿Ve vínculos entre el crimen organizado y el Estado para desestabilizar las elecciones?

Sí, me pareció muy deprimente la operación del PRI para hacer un fraude en Tejupilco, Estado de México, donde hubo balaceras y robo de urnas. Calcularon que solo haciendo el fraude en un municipio podían alterar la elección en toda la entidad. Me parece que una parte del PRI que está pensando en hacer eso a nivel nacional y eso me preocupa.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Elecciones 2018
Libros
Sociedad



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]