Cuidado: el T-MEC no es un remedio mágico y ahora sí, cambios en el gabinete | Columnas Financieras 11/12/2019
Ayer los demócratas como la líder Nancy Pelosi, y Robert Neal, el presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios, dijeron que sí van a existir inspecciones laborales en México, escribe José Yuste en Excélsior

Los diarios de circulación nacional presentan opiniones y editoriales con información y trascendidos relevantes en materia económica.

Capitanes de Reforma:

Acuerdo político

Una de las grandes tareas de Donald Trump era cambiar los términos del tratado comercial entre México, EU y Canadá, un logro que ahora podrá presentar a su favor en la campaña electoral para su posible reelección.

El acuerdo era más que necesario, pues sería una elemento para hacer ver que “sí cumple”. Sin embargo, en todo el proceso de negociación y aprobación, los demócratas, encabezados por Nancy Pelosi, se han esforzado para que los ajustes al acuerdo comercial no se vean como obra del actual Presidente.

Ayer, durante el anuncio de la nueva versión del T­-MEC, Pelosi no perdió oportunidad para hacer hincapié en que el nuevo documento es mejor que lo negociado por la administración dirigida por Trump.

Coordenadas, de Enrique Quintana, en El Financiero:

Hay que sacarle jugo al nuevo Tratado

Aunque aún falta conocer el texto preciso del ‘Protocolo de Enmienda’ del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), con lo revelado ayer ya se puede hacer un balance de las implicaciones del resultado.

Será positivo para México este acuerdo. El efecto más importante es la generación de certidumbre para los próximos años.

El nuevo tratado blinda a México de los impulsos proteccionistas del presidente de los Estados Unidos, que han afectado prácticamente a todo el mundo y han redefinido en buena medida la dinámica económica global.

Caja Fuerte, de Luis Miguel González, en El Economista:

Cuidado: el T-MEC no es un remedio mágico

El T-MEC activaría algunas inversiones que estaban en pausa y despejaría algunos nubarrones, pero no cambiará radicalmente el escenario para el 2020.

Hay que tener cuidado con aquellos que andan vendiendo el T-MEC como si fuera un remedio mágico para la economía mexicana. El acuerdo alcanzado es bueno porque reduce la incertidumbre, pero no es suficiente para producir las tasas de crecimiento que México necesita.

Lo mejor de lograr el T-MEC en el 2019 es que se reduce significativamente el riesgo de que la relación comercial se convierta en un rehén del proceso electoral estadounidense en el 2020. Digo se reduce el riesgo, porque éste no se elimina. México ha firmado un acuerdo de libre comercio con un socio que tiene vocación proteccionista.

La Cuarta Transformación, de Darío Celis, en El Financiero:

Ahora sí, cambios en el gabinete

Con el apretón de manos que ayer en Palacio Nacional se dieron los representantes de Andrés Manuel López Obrador, Donald Trump y Justin Tradeau, se cierra un primer ciclo de gobierno en la 4T.

El presidente se va a su finca de Palenque a pasar el próximo fin de semana y nos adelantan que empezará el análisis de los movimientos que hará en enero en su gabinete legal y ampliado.

Javier Jiménez Espriú se va y llegaría a Comunicaciones y Transportes no Octavio Romero, sino Lázaro Cárdenas Batel. Víctor Villalobos también se va. Para la Secretaría de Agricultura suena David Monreal. Jorge Alcocer igualmente se va. Para la Secretaría de Salud quien ya se perfila es el subsecretario de Prevención y Promoción, Hugo López-Gatell. Olga Sánchez Cordero es otra que sale y su lugar se lo disputan tres: Julio Scherer, Alejandro Encinas y Tatiana Clouthier.

Ricos y Poderosos, de Marco Mares, en El Economista:

T-MEC, sin píldora amarga

Ayer se registró el principio del fin de la larga negociación del nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

En el contexto del creciente espíritu proteccionista y la guerra comercial entre los dos países más poderosos del planeta: Estados Unidos y China, sin duda es un hecho muy relevante para los tres países firmantes y en particular para México, el más débil del trío en términos económicos.

Y frente a las evidentes amenazas a la soberanía nacional de México, el nuevo acuerdo es también un triunfo para el gobierno mexicano al alcanzar la firma sin ceder en su independencia. La simple ratificación del nuevo acuerdo comercial tendrá un impacto muy positivo para la economía mexicana por la confianza que genera hacia las inversiones internacionales.

Activo Empresarial, de José Yuste, en Excélsior:

Lo bueno: Acuerdo; lo malo: Cedimos

López Obrador amarró la economía abierta, la apertura comercial de la economía mexicana. Y la economía abierta la tendremos con certeza. Reconociendo el golpe de confianza, viene la letra chiquita del adendum o adenda de último momento.

En las letras chiquitas de última hora vinieron los temas laborales, así como de acero y aluminio, que no son muy halagüeños. En lo laboral, México, como lo dijo López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard y Jesús Seade, no aceptó las visitas de inspectores estadounidenses para verificar plantas en nuestro país. Hasta ahí íbamos bien.

Sin embargo, ayer los demócratas como la líder Nancy Pelosi, y Robert Neal, el presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios, dijeron que sí van a existir inspecciones laborales en México.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.