Bolivia: cronología de un golpe. Los momentos críticos que terminaron con la presidencia de Evo Morales
En medio de intensas protestas y tras la "sugerencia" de las Fuerzas Armadas para que abandonara el cargo, Evo Morales anunció su renuncia a la presidencia de Bolivia el 10 de noviembre.
Foto: Reuters

El domingo 10 de noviembre, luego de tres semanas de intensas protestas a lo largo de Bolivia y tras una solicitud de las Fuerzas Armadas para que abandonara el cargo, Evo Morales anunció su renuncia a la presidencia del país sudamericano.

A continuación un recuento de lo que llevó a Bolivia a una crisis social y política a la que Morales se ha referido como un golpe de Estado:

Elecciones cuestionadas

El 20 de octubre pasado Bolivia celebró sus comicios presidenciales. Evo Morales, el primer indígena en tomar las riendas del país y jefe de Estado durante los últimos 13 años, buscaba conseguir su cuarto mandato frente al opositor Carlos Mesa, quien fungió como presidente de ese país de 2003 a 2005.

Las encuestas de salida ese día apuntaban a una segunda vuelta, ante el cerrado margen entre Morales y Mesa en los conteos preliminares.

La polémica sobre las elecciones se avivó cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) boliviano dejó de publicar los resultados electorales que comenzaban a mostrar un estrecho margen de diferencia entre Morales y Mesa.

De haber continuado las tendencias mostradas inicialmente por el sistema del TSE, los resultados habrían derivado en una segunda vuelta electoral.

Pese a la falta de claridad en los resultados, Morales se declaró ganador desde el 20 de octubre por la noche.

Casi 24 horas después, el 21 de octubre, el TSE anunció en rueda de prensa una victoria del líder izquierdista con 46.4 por ciento de los votos, contra el el 37.07 conseguidos por Mesa, de centro.

Al mismo tiempo, y señalando las irregularidades en la suspensión de la publicación de los resultados por parte del TSE, la Organización de Estados Americanos (OEA) pidió a las autoridades electorales defender la “voluntad de la ciudadanía”.

Las protestas

De inmediato, también el 21 de octubre, el candidato opositor y sus aliados denunciaron un fraude electoral, avivando las protestas alrededor del país.

El miércoles 23 de octubre el presidente denunció en conferencia de prensa que los cuestionamientos a los resultados electorales tenían un trasfondo “racista”, y afirmó que el paro general convocado en diferentes regiones del país era “político” y representaba un “golpe de Estado”.

El presidente Morales anunció de manera oficial su victoria.

En medio del descontento entre la oposición y sectores de la población, el gobierno de Morales invitó a la OEA a llevar a cabo una primera revisión de los resultados.

Esa primera revisión concluyó con un llamado al gobierno el 27 de octubre por parte de la misión de la OEA, conformada por 92 expertos y observadores, a respetar el cómputo de los votos.

El 28 de octubre, en medio de la controversia en Bolivia, el Presidente Andrés Manuel López Obrador felicitó a Morales por su “triunfo” en las elecciones.

Para ese entonces ya había llamamientos a una huelga general, las protestas se intensificaron y el 31 de octubre tanto el gobierno boliviano como la OEA anunciaron una segunda fiscalización al proceso electoral.

Resultados de auditoría de la OEA

La segunda misión de la OEA, conformada por 30 especialistas y auditores internacionales, llegó a Bolivia el 31 de octubre para dar inicio con la auditoría de las elecciones. El proceso fue solicitado por el gobierno, pero rechazado por la oposición.

Los primeros seis días de noviembre, mientras la OEA llevaba a cabo su segunda revisión del proceso, los enfrentamientos se intensificaron aún más, especialmente en Cochabamba.

El miércoles 6, manifestantes opositores incendiaron el ayuntamiento en Vinto y obligaron a la alcaldesa a caminar descalza por el pueblo, cubierta de pintura roja.

Fue el pasado viernes 8 de noviembre cuando tres unidades policiales se amotinaron en Cochabamba, Sucre y Santa Cruz. Las manifestaciones se extiendieron a otras regiones del país.

Nuevas elecciones

El domingo 10 de noviembre la OEA, al concluir su fiscalización del proceso, recomendó al gobierno celebrar nuevas elecciones en Bolivia a través de un nuevo tribunal electoral, luego de encontrar varias irregularidades en los comicios del día 20 de octubre.

La mañana del domingo 10 de noviembre, atendiendo al llamado de la OEA, Morales anunció nuevas elecciones.

El “golpe”
Sin embargo, horas más tarde, a las 14:00, las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana lanzaron un mensaje videograbado en el que recomendaron al mandatario renunciar al cargo.

El Canciller mexicano Marcelo Ebrard denunció una “operación militar” en Bolivia y anunció que México había concedido asilo a 20 “personalidades” de Bolivia. También ofreció asilo a Morales.

La renuncia

Finalmente, en medio de las presiones militares y policiacas, así como de multitudinarias protestas, Morales renunció a la presidencia de Bolivia.

En su mensaje, emitido en cadena nacional, para dar a conocer la noticia, pidió frenar la violencia por la que atraviesa el país.

Posteriormente, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, también anunció su renuncia al cargo.

También el 10 de noviembre renunciaron a sus cargos los oficialistas Adriana Salvatierra, presidenta del Senado, y Víctor Borda, presidente de la Cámara de Diputados. Asimismo, tras renunciar a la presidencia del TSE, María Eugenia Choque Quispe, fue detenida por autoridades de la Fiscalía boliviana.

Evo denuncia persecución

El 10 de noviembre, Morales denunció una orden de aprehensión en su contra.

Un día después de la denuncia del expresidente, el 11 de noviembre, opositores saquearon las residencia de Morales y de su hermana.

En un comunicado, la OEA pidió que se “continúe” investigando las irregularidades del proceso electoral del 20 de octubre.


El asilo en México

En rueda de prensa el 11 de noviembre, Ebrard anunció que, luego de que el expresidente boliviano solicitó verbal y formalmente protección, México le concedió asilo a Morales “por razones humanitarias y en virtud de la situación de urgencia que enfrenta en Bolivia”.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.