Reparación integral del daño a Avispones de Chilpancingo, ordena la SCJN
La CEAV les había ofrecido una indeminización de 3 mil 500 dólares a cada uno de los 4 afectados pero los ministros consideraron que esa cantidad es insuficiente para reparar adecuada y proporcionalmente el daño.

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) reparar de forma integral el daño causado a integrantes del equipo de futbol “Avispones” de Chilpancingo, durante los hechos violentos que derivaron en la desaparición de 43 estudiantes de la Normal “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa.

Los ministros concedieron dos amparos basados en proyectos de Eduardo Medina Mora y Alberto Pérez Dayán; esos amparos fueron promovidos por los familiares de los cuatro jugadores y por un integrante del equipo técnico contra la resolución de la CEAV que les ofreció una indeminización de 3 mil 500 dólares.

Esa compensación parcial estaba fundada en casos similares, pero no se apoyó en los dictámenes médicos ni en los gastos erogados por la atención médica de los afectados el 26 y 27 de septiembre de 2014, por los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero.

Los ministros consideraron que esa cantidad es insuficiente para reparar adecuada y proporcionalmente el daño a los jugadores y el equipo técnico.

Los ministros determinaron que la CEAV deberá cuantificar nuevamente el daño moral y físico causado a las víctimas (Mario Antonio “N”, Félix “N”, Omar “N” y Felipe Eduardo “N”) para compensar el daño a su proyecto de vida y los gastos derivados de transporte, alojamiento, comunicación y alimentación y asegurar una reparación integral.

Para ello no deberá realizar un ejercicio analógico, a partir de casos similares, sino partir de la apreciación prudente y equitativa de las circunstancias particulares de cada caso.

Y es que la CEAV basó su resolución en el caso Nadege Dorzema y otros contra República Dominicana y consideró que a los cuatro jugadores se les debía pagar exactamente la misma cantidad que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó a las víctimas en aquel caso.

Los integrantes del equipo de futbol de tercera división viajaron a Iguala el 26 de septiembre a jugar contra Las Iguanas. Cuando regresaban a Chilpancingo, la madrugada del día 27, fueron atacados por hombres vestidos de negro.

El conductor perdió el control del autobús y se impactó contra un alud de tierra. Esto a pesar de que los adolescentes les gritaron a sus agresores que eran jugadores. En los hechos, un futbolista perdió la vida.

Ver nota completa:






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]