“Con la frente en alto, hijo, siempre”, dice padre al niño que lloró en Brasil
El llanto del pequeño Tomaz Sardinha por la goleada de Alemania sobre el equipo anfitrión le dió la vuelta al mundo. En su cuenta de Facebook, su padre posteo un mensaje de apoyo a su hijo y a la selección de Brasil.
El llanto de Tomaz Sardinha fue una de las imágenes más dramáticas que se vió durante la transmisión del juego de Brasil ante Alemania. El padre del niño le envió un mensaje de apoyo a Tomaz y al equipo de Brasil. (Fotos: Capturas de pantalla.)

El dolor de Brasil por la goleada ante Alemania fue vista por todo el mundo durante la transmisión de televisión de la semifinal. Al caer el cuarto gol de los alemanes, las cámaras enfocaron a un pequeño que no pudo resistir el dolor de ver a su equipo vapuleado y lloró inconsolablemente.

Al instante la imagen se usó en memes y portadas de diferentes medios de comunicación, y destacar lo que significó para el pueblo brasileño la frustación por la derrota 7-1  de su selección ante el equipo teutón.

Al ver tantas veces el rostro de sufrimiento de su hijo, Raphael Sardinha, decidió subir una foto de Tomás antes del partido con una expresión de alegría, comentó el portal argentino Todos Noticias.

En su cuenta de Facebook,  el padre del pequeño Tomaz, envió un mensaje de apoyo a su hijo y a la selección de Brasil.

“Después de ver a mi hijo llorando en muchos medios de comunicación nacional e internacional, me decidí a publicar una foto. Él sonríe antes del comienzo del partido! Lejos estoy de prolongar la discusión interminable sobre los motivos y los culpables de la eliminación de Brasil. Suena más fácil destacar los méritos de otro equipo que tácticamente y técnicamente demostró (mucho) más alto nivel que el nuestro, en lugar de tratar de justificar la salida de la Copa Mundial de fútbol por la situación socio-política y económica del país, en un año electoral. O decir que Rousseff era, Blatter, el Fuleco, Fred, el Scolari, la falta de Thiago Silva y Neymar … repito lo que dije a Tomaz, mientras sollozaba, alrededor del quinto gol de Alemania: es un juego. Que acaba con nosotros, pero sólo un juego. Gana quien juega mejor, y el papel del perdedor es reconocer sus limitaciones y saber perder con dignidad. Somos el país del fútbol, pero nosotros no somos los dueños de la pelota! Después de eso, ya más tranquilo, no maldecimos a Dilma, no grites olé a Alemania y vibrar con nuestro gol de la honra. Actuemos con respeto. Así como no silbamos el himno de Chile en los octavos de final, como lo hacemos los otros seguidores (o estúpido?) menos amigable para aquellos que nos visitan.
Es triste como un padre para ver a mi hijo se sienta ese dolor. Pero sin duda no será la última vez, como no será su última Copa del Mundo. Por la habilidad con la mano en la cintura, tal vez puedes dar un dar un gran juego y luego te mete 7 Alemania… Espero que, si bien su imagen representa la tristeza de todos nosotros en ese momento, también significa algo más: un niño que lloraba porque su equipo perdió un juego. Independientemente de quien dirige el país, ¿cómo es que los jugadores de cobran mucho si #sevansinlacorona… Tomaz, llora hoy como todos los brasileños, pero su dolor es sólo de él y de nadie más. No es el Globe, la Banda, Le Monde, Coca Cola o cualquier otra. Es una reflexión sobre cómo el grito sincero de un niño es en esta época de exceso de información, emociones artificiales instantáneas y sentimientos.
Nos encanta el fútbol y vamos a estar juntos animando a Brasil el sábado. No hay vergüenza en ser tercero o cuarto lugar en el mayor torneo de fútbol en el planeta. Obvio que la selección podría hacerse más y necesita ser renovado, pero hay que agradecer a los chicos por hacer lo mejor que hay. No fue así, pero así es el juego, y así es la vida. Con la frente en alto hijo, siempre!” (Traducción libre)

(Con información de Todos Noticias)



Temas relacionados:
Mundial Brasil 2014



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]