A 100 años de la Decena Trágica; los días que cimbraron a México
El 9 de febrero de 1913 inició un levantamiento armado contra el presidente Francisco I. Madero, que culminaría diez días después con su fusilamiento y el de José María Pino Suárez, tras la traición de Victoriano Huerta, encargado del Ejército.
Imagen del sitio a Palacio Nacional el 9 de febrero de 1913. (Foto: Notimex)

Un siglo cumplió el levantamiento armado en la Ciudad de México conocido como la Decena Trágica, que se dio entre el 9 de febrero y el 18 de febrero de 1913, que culminó con la muerte del presidente Francisco I. Madero y del vicepresidente José María Pino Suarez.

La sublevación inició cuando alumnos de la Escuela Militar de Aspirantes de Tlalpan, en el Distrito Federal, se rebelaron contra el gobierno de Madero. Por otro lado, los generales Félix Díaz y Bernardo Reyes, liberados por Manuel Mondragón, se dirigieron junto a los inconformes con la intención de tomar el Palacio Nacional, donde se enfrentaron con elementos que custodiaban el recinto y durante el cual muere Bernardo Reyes y resulta herido Lauro Villar, encargado del ejército.

Díaz y Mondragón consiguen tomar la Ciudadela y tras las heridas de Villar, el presidente Madero designa a Victoriano Huerta comandante militar de la plaza y general en jefe de las fuerzas del gobierno.

El 11 de febrero, el embajador de Estados Unidos Henry Lane Wilson, acompañado de representantes de otros países, se reunió con Madero para reclamar la falta de protección a los extranjeros en el país y amenazó con la intervención de barcos de guerra para salvaguardar la vida e intereses de los habitantes de otras naciones.

El conflicto se extendió por varios días en capital del país y Madero consiguió entrevistarse con Díaz, sin embargo las negociaciones para finalizar la disputa, no resultan y la tensión de una posible intervención extranjera aumentó.

Mientras el conflicto continuaba, Huerta negociaba con Díaz entregar a Madero dentro de sus facultades como encargado de las fuerzas armadas. La traición se consumó el 18 de febrero con la firma del Pacto de la Embajada, en la sede consular de Estados Unidos en México y con el apoyo del embajador Henry Lane Wilson.

Al día siguiente, Madero y Pino Suárez fueron capturados y los fusilaron el 22 de febrero; Victoriano Huerta se convirtió en presidente interino.

Posteriormente su gobierno sería desconocido por varios líderes revolucionarios, entre ellos Venustiano Carranza, entonces gobernador de Coahuila, quien formaría el Ejército Constitucional y derrocaría al gobierno de Huerta el 24 de junio de 1914.

(Con información de Presidencia y Portal del Bicentenario)



Temas relacionados:
Politica



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]