Doblegan Suárez y Messi a unos irredentos “Rojillos” en El Sadar
Batalla 59 minutos el Barcelona para horadar el marco del Osasuna, defendido por Nauzet, quien salió en plan grande, pero al final cedió ante la superioridad de los catalanes, liderados por el uruguayo y argentino.
(Foto: Twitter @FCBarcelona_es)

Las buenas sensaciones en el Barcelona han vuelto. Y parece que para quedarse. Después de tres empates consecutivos en el torneo español, los de Luis Enrique mantuvieron el gran nivel mostrado contra el Borussia Mönchengladbach (4-0) y consiguieron este sábado un gran triunfo en El Sadar, ante Osasuna (0-3).

Costó trabajo, eso sí, porque el gol de Luis Suárez y los dos de  Lionel Messi llegaron en la segunda mitad, pero el dominio blaugrana y el buen juego visitante se ha visto desde el primer momento, haciendo los aciertos ante el marco un premio merecido.

Un muy buen inicio del Barsa, con el dominio absoluto de una primera mitad de gran nivel, neutralizó la presión que intentó hacer Osasuna. Con paciencia y buen juego ofensivo, los de Luis Enrique buscaron la portería de Nauzet, combinando bien entre líneas y siendo muy profundos en el ataque.

Sin embargo, faltó el gol, que sí que es cierto que habría podido llegar rápidamente, pero la falta de acierto final, el palo y Nauzet evitaron que el Barsa reflejara su superioridad en el marcador antes del descanso.

El primero de los muchos avisos llegó en un genial pase de Messi para Suárez, que se internó en el área, pero su disparo cruzado salió rozando el palo al minuto 8;  el propio futbolista uruguayo tuvo la oportunidad de rehacerse, sólo cinco minutos después, pero esta vez el palo se interpuso en su camino.

Y es que Suárez recibió en el interior del área un centro de Jordi Alba, muy activo, se dio la vuelta con Iván Márquez encima y envió el esférico contra la madera al minuto 13.

Si Suárez tuvo dos, Messi también fue protagonista. En las oportunidades más claras, pero, Nauzet fue el gran salvador de los navarros. La primera, cuando sacó con el pie en un mano a mano con el argentino al 15′.

La segunda, en una vaselina que el portero envió a córner al 25′. Un desacierto ofensivo, sin embargo, que se podría haber combinado con un gran jarro de agua fría, porque fuera del dominio blaugrana,  11 remates en la primera mitad, el Osasuna de Joaquín Caparrós pudo hacer daño con un gran pase de De las Cuevas que Oriol Riera no remató por poco al 30′.

Salir con esperanzas de la primera mitad dio un poco de vida a Osasuna, que se lo empezó a creer. De hecho, Sergio León se topó con el larguero en la reanudación al 49′ y asustó a los catalanes.

Pero, cuando el Barsa volvió a recuperar la paciencia, y en una de las posesiones más largas del partido, una gran combinación entre Messi y Alba dejó solo a Luis Suárez ante la portería para, ahora sí, abrir el marcador al 59′.

Un gol que tardó en llegar, pero que por fin permitió al Barcelona jugar con más tranquilidad hasta el final;  también, de volver a hacerse amigo de la eficacia. Más aún tras una jugada preciosa, en una combinación de primera entre Denis, Jordi Alba y Leo Messi, que el argentino firmó con un remate sutil al 72′.

El resultado parecía que no se volvería a mover. Hasta que apareció de nueva cuenta Messi, sobre la hora al 93′, cuando se deshizo de toda la defensa rival para poner la guinda a un gran partido que permite sumar tres puntos merecidos para poner presión al frente de la Liga.

(Con información de FC Barcelona)

banner-deportes



Temas relacionados:
Deportes
España
Futbol



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]