“Escribo sin pretensiones intelectuales”: Andrés Calamaro
El músico argentino visita México para presentar, ‘Paracaídas y vueltas. Diarios íntimos’, su primer libro.
(Foto: Redacción AN).

“Cada mañana escribo veinte líneas”, dice Andrés Calamaro. El rockero argentino, cayó en la tentación del músico más o menos diestro para hacer canciones: publicar un libro.

El autor de discos seminales del rock en español, como Honestidad brutal y Alta suciedad, debuta en la literatura con Paracaídas y vueltas. Diarios íntimos (Planeta), un volumen que más una autobiografía, corresponde a lo que su autor llama una “escritura anárquica, al filo de la navaja”.

“Me inspiré en diarios de Charles Baudelaire, quien dijo voy a escribir lo que quiera”. Con ese ánimo armó un libro que va de las anécdotas e impresiones escritas al pie del cañón, cuando se sale del escenario y con la playera empapada de sudor, hasta lo que él llama, “Ficcionario del fin del mundo”, líneas emergentes de los días en que tomaba por asalto una página del periódico, Diario 16, por supuesto llamada El Fin del mundo.

Hay también letras inéditas, impresiones de viajes, recuerdos de algún amigo y pensamientos, meros pensamientos.

“Internet, la televisión y el vertiginoso ritmo de los deportes nos acostumbraron a leer menos  (…) Sin embargo, vale la pena resistir la pereza de enfrentarse a puras palabras”, sostiene quien invita a que se le dé una oportunidad, sino como literato al menos, sí como escritor. “Espero que este libro llegué más allá de mis seguidores”.

En conferencia de prensa, Calamaro se suelta más cuando habla de las sesiones con su amigo Jerry González, “uno de los más grandes músicos contemporáneos” y cuando recuerda el set acústico que montó en junio pasado, en San Sebastián, España, al fungir como telonero de la “última reencarnación de Bob Dylan”, que cuando se mueve por los bordes del término “literatura”.

“Para un músico, escribir un libro es un auténtico salto en paracaídas”, asegura poco antes de revelar que el título tiene su antecedente en los primeros versos de canción ‘Paloma’: “Mi vida fuimos a volar/ con un solo paracaídas”, reza el tema.

Los textos más antiguos datan de 2001 y los más recientes de finales de 2014. Quien espere unas memorias en orden lineal, terminará por decepcionarse. La prosa de Calamaro es libertina, se cocina en ayunas, fluye acompañada de mate y con un disco de Miles Davis como fondo.

No faltan las alusiones a la tauromaquia, batalla que le ha causado más de un raspón y por la que profesa devoción. “Un momento de plenitud será el 31 de enero, cuando José Tomás toreé en la Plaza México”.

El artista concluye que nunca pretendió hacer una autobiografía porque es un caballero, y “porque puedo presumir que mis olvidos son más interesantes que mis recuerdos”.

libros-banner-pie-de-nota



Temas relacionados:
Cultura
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]