"López Obrador regaló dos elecciones imposibles de perder": ex asesor - Aristegui Noticias
“López Obrador regaló dos elecciones imposibles de perder”: ex asesor
Luis Costa Bonino sostuvo que AMLO "desconfía del poder, le teme", "sólo le gustan las multitudes, los abrazos, los aplausos, los discursos", pero es "pésimo estratega", "su objetivo esencial es tratar de demostrar una superioridad moral absoluta".
López Obrador terminó con la relación que tenía con Bonino luego de que se revelara el "Charolazo" (Foto: Archivo Cuartoscuro).

En el último capítulo de “La campaña presidencial 2012“, texto en el que Luis Costa Bonino, ex asesor de Andrés Manuel López Obrador rompe el silencio sobre lo ocurrido al interior de la campaña presidencial del 2012, se apunta cómo un mes antes de la elección del 1 de julio el candidato del Movimiento Progresista se quedó sin una estrategia y cometió diferentes errores.

“López Obrador es un luchador social, pero no político. Desconfía del poder, le teme, no quiere ser Presidente. Sólo le gustan las multitudes, los abrazos, los aplausos, los discursos. Es muy buen candidato, pero pésimo estratega. Es un conductor de masas, de multitudes. Su objetivo esencial es tratar de demostrar una superioridad moral absoluta en relación con todos los demás políticos de México. Esa pretensión de superioridad moral, para él es más importante que la Presidencia”, sostiene Bonino, en su blog.

“Quienes ganan o pierden las elecciones son los candidatos. Ni los partidos, ni los asesores, ni las campañas lo hacen. López Obrador contó con una maravillosa campaña que lo llevó a un lugar donde ni él pensaba llegar en la elección de 2012. Tuvo el triunfo asegurado, pero el mismo día que tuvo la victoria electoral en sus manos, renunció a ella. Rompió, terminó, destruyó el equipo que lo había hecho posible. Le regaló la Presidencia de México a su adversario (…)”, agrega.

Y sentencia: “López Obrador regaló dos elecciones imposibles de perder. La de 2006 y la de 2012. Tras de sí dejó una inmensa desilusión en millones de sus seguidores, quienes sólo querían el triunfo de la izquierda y una vida mejor para todos los mexicanos. Hoy, transformado Morena en un Partido completamente suyo, es momento de preguntarse si tiene derecho a pedirle nuevamente a sus seguidores esfuerzo, trabajo y esperanza, cuando es evidente que, aún llegando a un milagro de adhesiones en 2018, siempre encontrará la forma de perder la elección y de frustrar nuevamente a la ya sufrida y castigada izquierda mexicana”.

Bonino ha defendido desde su cuenta de Twitter su opinión sobre lo ocurrido el año pasado. En los capítulos anteriores señaló que la falta de dinero, un cerco en los medios, la soberbia de López Obrador y trampas de “amigos” del candidato provocaron la derrota electoral.

Como parte de los errores en la campaña de López Obrador, Bonino señala dos espots -uno a su cargo y otro cuando ya no estaba en el círculo lopezobradorista.

Mientras en el primero López Obrador ofrece una “reconciliación”, en uno de los últimos espots antes de la elección se recuerda cierto “miedo” al candidato del Movimiento Progresista.

Estos son los mensajes y los apuntes textuales de Bonino:

“Anticipábamos que la oposición a su candidatura tomaría, tarde o temprano, el tema del plantón de Reforma y de su imagen crispada. Decidimos hacer una especie de pedido de disculpas, una propuesta de reconciliación con la sociedad mexicana, dirigido especialmente a los líderes de opinión de México. Pusimos a Andrés Manuel con traje y corbata, con imagen presidencial, con una actitud conciliatoria, extendiendo su mano a todos en señal de reconciliación. Mi texto comenzaba: ‘Ofrezco mi mano, en señal de reconciliación…’. AMLO le agregó el adjetivo ‘franca’. Quedó, ‘Ofrezco mi mano franca, en señal de reconciliación…'”.

“Este spot introducía tinieblas, miedos, máscaras. Todo lo que podía alejar al tipo de elector que necesitábamos ganar. La gente sencilla del México profundo que iba a decidir por quién iba a votar, no tenía la menor idea de qué significaban esas máscaras desagradables y amenazantes. Nadie sabía quién era Fox, ni quien Salinas, ni quien Josefina, ni quién era Peña Nieto. Este spot pretendía convencer con torcidos argumentos políticos a quienes eran ajenos a la política. Este spot no solamente le hizo perder tiempo a la campaña de López Obrador, sino muchos, muchos votos”.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]