Podrían llegar 1.5 millones de migrantes; conformar caravanas, “lo peor que pueden hacer”: Ebrard
Aún con acuerdos bilaterales alcanzados, México enfrenta el reto de controlar la llegada de hasta 1.5 millones de migrantes. Para Marcelo Ebrard “no estamos obligados a que todo mundo transite sobre nuestro territorio como si no existiera frontera”.

Organizar el flujo migratorio en la frontera sur de México para cumplir con los compromisos adquiridos con el gobierno de Donald Trump, y hacer frente a la posible llegada de un millón y medio de migrantes desde Centroamérica, es el reto que ha asumido el Gobierno Federal de nuestro país, declaró Marcelo Ebrard.

Durante su entrevista en Aristegui En Vivo, el secretario de Relaciones Exteriores reconoció la dificultad de generar un registro del creciente número de migrantes que ingresan a nuestro país, pues no se les puede proteger si, ni siquiera, se les registra su nombre.

“No podemos dejar (pasar) un flujo (de migrantes) sin el conocimiento de las autoridades mexicanas”, apuntó.

Establecer un control migratorio efectivo sería indispensable, explicó Ebrard, ofreciendo a los extranjeros apegarse a las distintas opciones legales con las que cuentan en caso de que deseen venir a México a vivir y trabajar, o simplemente cruzar por nuestro territorio.

“No estamos obligados a que todo mundo transite por nuestro territorio como si no hubiese frontera”, recalcó.


Caravanas, “lo peor que pueden hacer”

Aunque reconoció la prevalencia de las condiciones adversas que orillan a los migrantes centroamericanos a abandonar sus hogares, Marcelo Ebrard consideró que la conformación de caravanas “es lo peor que se puede hacer”.

“Lo único que ha logrado es deteriorar el apoyo, o reducir el apoyo que en México siempre le hemos prestado a los migrantes, como que había una simpatía mayor en la población, y las caravanas la han deteriorado, porque entraron por la fuerza a México, porque su comportamiento no ha sido, en muchos casos, lo que la gente esperaría en reciprocidad a la generosidad del apoyo”.

Consideró que, en términos de resultados, las caravanas han favorecido a los argumentos de la administración de Trump en contra de los migrantes en Estados Unidos, y mencionó que la Universidad de Harvard publicó en fechas recientes una encuesta, en la que se se destaca que la migración será el tema más presente en el electorado para las próximas elecciones.

Ebrard reconoció que no existen elementos de inteligencia que permitan explicar el crecimiento de las caravanas provenientes del Triángulo Norte de América Central, más allá de las condiciones de pobreza e inseguridad que prevalecen en sus comunidades.

Sin embargo,el canciller ubicó dos factores que inciden en el éxodo de hondureños:

  • La reciente caída del precio del café;
  • Las condiciones de sequía que han afectado a aquel país.

Por ese motivo, se debe poner en marcha un proyecto conjunto de inversión para el desarrollo de Centroamérica, con la participación de Estados Unidos.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.