CIDH llama a respetar la separación de poderes en El Salvador
El órgano internacional también exhortó a resolver pacíficamente la actual crisis que vive el país centroamericano.
(Fotos: Reuters)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llamó a respetar la separación de Estados y la Constitución en El Salvador luego que el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, ordenara la militarización en la Asamblea Legislativa del país centroamericano.

A través de Twitter, la CIDH exhortó a los involucrados a resolver pacíficamente la crisis por la que atraviesan.

Mientras que los principales partidos políticos en El Salvador calificaron como un “golpe de Estado” la ocupación armada del Congreso ordenada por el presidente Bukele para presionarlo a que le dé luz verde para negociar un préstamo destinado a financiar sus planes de seguridad.

Por su parte, la presidenta de la Unión Interpalamentaria, Gabriela Cuevas, condenó la militarización que Bukele ordenó.

“El respeto a la división de poderes y al libre ejercicio de la función parlamentaria son condiciones indispensables para la democracia. Es inadmisible la militarización de la Asamblea. Es urgente un diálogo respetuoso entre el Gobierno y la Asamblea Legislativa de El Salvador”, escribió en Twitter.

Apoyado por soldados y policías armados, Nayib Bukele irrumpió el domingo en el salón de sesiones del Congreso para exigir a los legisladores que avalen un crédito por 109 millones de dólares para equipar a soldados y policías en su lucha contra el crimen. Cientos de simpatizantes rodearon el Legislativo para apoyar a su líder.

Tras amenazar días antes a los legisladores con que el pueblo tiene derecho a la “insurrección”, Bukele ingresó sin ningún protocolo, caminó decidido por el pasillo principal y se sentó en la silla del presidente de la Cámara Baja.

“Ahora está muy claro quién tiene el control de la situación y la decisión que vamos a tomar ahora la vamos a poner en las manos de Dios”, dijo. Minutos después, tras salir del recinto anunció a sus seguidores que Dios le había hablado y le había pedido “paciencia”, por lo que daría a los diputados una semana o de lo contrario aumentará la presión.

Los accesos al recinto legislativo fueron cerrados y custodiados por las fuerzas de seguridad. Asimismo, francotiradores se apostaron en los edificios cercanos a la Asamblea Legislativa, según informó la prensa local.

Los diputados, con mayoría de la oposición a Bukele, rechazan someterse a los dictados del gobierno. En respuesta, Bukele convocó a sus simpatizantes a manifestarse ante el Asamblea Legislativa y llamó a la “insurrección” para forzar al Congreso a aprobar su propuestas, por lo que dio un plazo de una semana para aprobar el préstamo.



Temas relacionados:
CIDH
El Salvador





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.