Aplazan programa de inversión en sector energético y 4T dialoga con farmacéuticas | Columnas Financieras 10/02/2020
El gobierno chino anunció que ha asignado un presupuesto de 10 mil millones de dólares para hacer frente al coronavirus, escribe Enrique Galván en La Jornada.

Los diarios de circulación nacional presentan opiniones y editoriales con información y trascendidos relevantes en materia económica.

Dinero, de Enrique Galván, en La Jornada:

China destinará 10 mil mdd a combatir el virus

El gobierno chino anunció que ha asignado un presupuesto de 10 mil millones de dólares a hacer frente al coronavirus. El número de muertos aumentó a 908 con cifras al 9 de febrero, según un comunicado de la Comisión Nacional de Salud, citado por Bloomberg. Unas 871 de esas muertes ocurrieron en la provincia de Hubei, la provincia en el epicentro del brote. El número de casos confirmados en China continental aumentó 3 mil 62, con lo que el recuento total fue de 40 mil 171.

La afectación a los negocios es grande. Amazon se retiró de la feria de la industria de telefonía móvil MWC Barcelona que se llevará a cabo a finales de este mes, citando continuas preocupaciones relacionadas con el coronavirus. El organizador, GSM Association, dijo ayer que el evento no se suspenderá, reconoce que algunos grandes expositores se retiraron, pero que más de 2 mil 800 planean asistir.

Capitanes, en Reforma:

Estira y afloje

El anuncio del programa de inversiones en el sector energético se está aplazando por falta de acuerdos entre el sector privado y el gobierno federal. Primero se dijo que sería para finales de enero, luego que para los primeros días de febrero y ahora que el anuncio puede darse hasta finales de mes, si es que hay algo para dar a conocer.

Para afinar proyectos, el Consejo Coordinador Empresarial, que dirige Carlos Salazar Lomelín, continúa en diálogo con Alfonso Romo Garza, Jefe de la Oficina de la Presidencia, quien también dirige el Gabinete para el Crecimiento Económico. Pero en sectores de la iniciativa privada se maneja que el tan esperado programa de inversiones aún no tiene fecha, debido a que el gobierno ha cerrado espacios para la inversión y por ello no se ponen de acuerdo. El estira y afloje está fuerte.

Coordenadas, de Enrique Quintana, en El Financiero:

Indicios de optimismo en los consumidores

Por segundo mes consecutivo, en enero, el indicador de confianza del consumidor que calcula el INEGI tuvo un comportamiento positivo. El alza fue de 0.7 puntos respecto al dato de diciembre. Aunque el incremento pareciera pequeño, tomando en cuenta lo que pasa normalmente en enero, mes en el que se producen incrementos de precios, ajustes en tarifas y cuando muchas veces hay que empezar a pagar los gastos de diciembre, es de destacarse que el indicador haya crecido.

Uno de los factores que más contribuyó a esta alza fue el índice que mide el optimismo respecto a la situación económica esperada de los miembros del hogar en un plazo de 12 meses. De hecho es en este rubro donde el nivel del índice es el más alto, lo que refleja que el consumidor mexicano empieza a tener mejores perspectivas.

Ricos y Poderosos, de Marco Mares, en El Economista:

Medicamentos, ¿armisticio?

Inició un armisticio en la guerra unilateral que emprendió el gobierno de la Cuarta Transformación en contra de la industria farmacéutica mexicana. La prioridad hoy es restablecer urgentemente el abasto de medicamentos en el sector salud. La pregunta urgente del gobierno mexicano a la planta industrial mexicana es: ¿qué capacidad de abastecimiento tienen hoy? Y la respuesta inmediata y contundente de la industria es: de 95 por ciento.

La crisis de desabasto en México y la crisis del coronavirus obligaron, en el contexto local e internacional, al gobierno mexicano a optar por la política y hacer una pausa en la guerra legal en contra de laboratorios y distribuidores farmacéuticos, e incluso directivos y administrativos del sector público sanitario nacional.

Activo Empresarial, de José Yuste, en Excélsior:

La 4T dialoga con laboratorios

Por primera vez en el sexenio de López Obrador vemos un diálogo abierto entre fabricantes de medicinas con el gobierno. Y lo asombroso: la reunión se dio dentro de la Secretaría de Gobernación, en Bucareli. ¿El gobierno de la 4T dejó de ver a los laboratorios como los enemigos? Quizá. Se trata de diseñar un entramado de mejores precios y mejor calidad pero, sobre todo, de una planeación para abastecer al sector público de medicamentos que han escaseado.

Es un buen comienzo para dejar de tener desabasto de medicamentos. Todavía falta comprar el 30% de claves médicas, así como el 60% de equipamiento médico. Es decir, de los 80 mil millones de pesos para comprar medicinas y equipo, apenas y se han gasto 13 mil millones de pesos. Viene un tramo fuerte de compras.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.