Asesinato de kurdas en París mina proceso de paz en Turquía: especialistas
Las mujeres eran militantes separatistas kurdas, sus cuerpos presentan impactos de bala en la cabeza.
(Foto: elpais.com)

El barrio del exilio kurdo en París, situado entre la estación del Norte y la del Este, y la colonia kurda de Francia, que agrupa a unas 150 mil personas, amanecieron este jueves en estado de choque al conocer el asesinato a sangre fría de tres militantes separatistas kurdas, una de ellas muy ligada a Abdulá Ocalan, el líder y fundador del PKK, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

La policía gala informó que las tres mujeres fueron abatidas a tiros en la cabeza el miércoles por la tarde cuando se encontraban en la sede de la asociación Centro de Información del Kurdistán de París, en la calle de La Fayette, y fueron víctimas de “una ejecución planificada. Los disparos, en la nuca y la frente, se efectuaron con silenciador”.

El ministro del Interior, Manuel Valls, prometió que las fuerzas de seguridad aclararán este “acto inaceptable” al visitar el lugar del crimen, mientras varios centenares de kurdos se concentraban para expresar su cólera, pedir venganza y culpar a Turquía de lo que definieron como “un asesinato político”, informó El País.

El triple atentado pone en peligro, según dijeron los analistas, las negociaciones recién emprendidas entre el Gobierno y la guerrilla del PKK. En las últimas semanas, el Gabinete de Recep Tayyip Erdogan decidieron iniciar conversaciones con Ocalan, el líder de la guerrilla que reabrió en los años ochenta el histórico conflicto kurdo con Ankara.

Las negociaciones intentan conseguir el desarme de la guerrilla a cambio de una reforma legislativa que ayude a integrar a la minoría kurda. Ocalan está encarcelado desde 1999 en la isla de la isla de Imrali, en el mar de Mármara. Ha estado sometido durante largas temporadas a régimen de aislamiento y hace varios meses que no ve a sus abogados.

Dorothée Schmid, especialista del Instituto Francés de Relaciones Internacionales, ha explicado que la matanza tendrá consecuencias, sobre todo porque una de las tres víctimas, Sakine Candiz, había sido una muy cercana amiga y una especie de portavoz del líder del PKK.

Fuentes kurdas explicaron que Candiz participó en 1978 en la fundación de esta organización prohibida por Ankara y considerada un grupo terrorista tanto por Estados Unidos como por la Unión Europea.

Las otras dos víctimas son Fidan Dogan, de 32 años, presidenta del centro asociativo y representante en Francia del Congreso Nacional del Kurdistán, y Leyla Soylemez, una joven activista que según fuentes kurdas se encontraba de paso en la capital francesa junto a Candiz.



Temas relacionados:
Atentados en París
Europa
Violencia



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]