Kelly presionó para terminar con la protección temporal a hondureños
“Duke rechazó dar marcha atrás a su decisión y se molestó por lo que sintió fue una intrusión políticamente motivada por parte de Kelly", reportó WP.
(Foto: Reuters)

El jefe del gabinete del presidente Donald Trump, general John Kelly, presionó a la secretaria en funciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Elaine Duke, para poner fin al programa de protección temporal (TPS) para hondureños, reportó  The Washington Post.

Kelly, quien fuera secretario de Seguridad Nacional antes de pasar al primer círculo de colaboradores de Trump en la Casa Blanca, llamó a Duke para presionarla a que expulsara a los 86 mil hondureños beneficiarios del TPS, dijeron al The Washongton Post (TWP) funcionarios actuales y pasados.

“Duke rechazó dar marcha atrás a su decisión y se molestó por lo que sintió fue una intrusión políticamente motivada por parte de Kelly y del asesor presidencial de seguridad nacional, Tom Bossert, quien también la llamó”, publicó el diario.

Un funcionario del DHS confirmó las conversaciones y señaló que es “perfectamente normal” que los funcionarios discutan ese tipo de asuntos antes de tomar una decisión.

El lunes pasado, el DHS anunció la terminación del TPS para 5 mil 300 nicaragüenses, los cuales deberán abandonar los Estados Unidos para el 5 de enero de 2019.

Sin embargo, no tomó una decisión sobre la suerte de los 86 mil hondureños, por lo que automáticamente recibieron una extensión de seis meses hasta el 5 de julio de 2018, pendiente de una determinación final según las condiciones en el país.

Otro funcionario de la Casa Blanca confirmó las llamadas de Kelly y de Bossert a Duke y sostuvo que se debieron a la “frustración” del jefe de gabinete porque veía la “falta de decisión” de la funcionaria.

No obstante aclaró que no hubo presión y que fue Duke quien se acercó a Kelly en la Casa Blanca para solicitar consejo.

En el caso de los salvadoreños y haitianos, el DHS anunciará la decisión en fecha próxima. Aunque tradicionalmente los programas habían sido extendidos por 18 meses, la administración Trump sólo dio a los haitianos una extensión de seis meses.

Duke, quien no fue nombrada a la titularidad del DHS tras las críticas que recibió por la respuesta de emergencia al huracán María en Puerto Rico, informó a Kelly que planea renunciar al cargo. La nominada al DHS es una cercana colaboradora de Kelly, Kirstjen Nielsen.

Los TPS fueron aprobados por el Congreso estadounidense para acoger inmigrantes afectados por la guerra civil o desastres naturales, y permiten a sus beneficiarios residir y trabajar legalmente en el país

Funcionarios de la administración Trump dejaron en claro que una vez que concluya la protección del TPS, los inmigrantes regresan a la condición migratoria que tenían antes del programa, con lo cual se hacen elegibles a la deportación en la mayoría de los casos.

Aquellos que tengan reclamos legítimos para permanecer en Estados Unidos por motivos distintos a la determinación original del programa, deberán hacer uso de los recursos legales a su alcance para buscar regularizarse, explicaron.

Los nicaragüenses y hondureños dispondrán de un periodo de 60 días para reinscribirse en la extensión del programa, o de lo contrario perderán los beneficios.

Para el caso de los salvadoreños y haitianos, el Departamento de Seguridad Nacional deberá tomar una decisión para el 9 de enero de 2018.

Se estima que más de 200 mil salvadoreños y más de 50 mil haitianos son beneficiarios del TPS, los primeros con motivo de la guerra civil en su país y los segundos por el terremoto de 2010. (NTMX)






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]