4 libros básicos acerca del Muro de Berlín
Autores como Günter Grass y John Le Carré hicieron del emblema de la Guerra Fría objeto de su trabajo.
(RBA, SM, Planeta, DeBolsillo).

A treinta años de la caída del Muro de Berlín ponemos sobre la mesa cuatro títulos que nos invitan a recordar y reflexionar sobre lo que representó para un planeta entonces dividido por dos ideologías dominantes.

Por medio de la lectura de Günter Grass, John Le Carré, Aline Sax y Frederick Taylor, trazamos la hoja de ruta para sumergirnos en un periodo oscuro.

Günter Grass. Es cuento largo. DeBolsillo. Trad. Miguel Sáenz. 776 pp.

Diciembre hiela, y el Muro está cayendo. Dos viejos (uno alto y enjuto, otro pequeño y rechoncho; uno de pasos largos, bastón y bufanda al viento, otro de pasitos cortos, con una cartera repleta de documentos) se acercan a la Potsdamer Platz, atraviesan la abierta frontera y doblan a la derecha, camino de la Puerta de Brandeburgo, a lo largo del Muro… Dos viejos que tienen cosas en común: sus recuerdos se remontan muy lejos en el tiempo, ambos viven según el modelo de sus predecesores y tienen el pasado tan presente y actual como la vida de todos los días…Un panorama profundamente literario de la historia alemana, desde la Revolución de marzo de 1848 hasta nuestros días. Una demostración de que el tiempo está dentro del tiempo.

John Le Carré. El espía que surgió del frío. Planeta. Trad. Nieves Morón. 304 pp.

A la sombra del reciente Muro de Berlín, Alec Leamas asiste al asesinato de su último agente, muerto de un disparo a manos de los guardias de la RDA. Para Leamas, antiguo responsable del espionaje inglés en Alemania Oriental, la guerra fría se ha acabado. Mientras se enfrenta a la perspectiva de retirarse, o aún peor, de trabajar en una oficina, Control le ofrece una oportunidad única para vengarse. Leamas, agente hastiado, será el encargado de atrapar a Mundt, pieza clave de los servicios de inteligencia de la RDA. El mismo Leamas actuará como cebo de la operación. También George Smiley está implicado, preparado para jugar exactamente como Control quiere.

Aline Sax. Los límites de la línea. SM. Trad. María Rosich. 509 pp.

El Muro de Berlín es impenetrable. Julian pierde su trabajo y a su novia. Quiere una vida mejor. Sybille ha visto lo que el Muro ha hecho a su familia: muerte, desapariciones, un fugitivo… es mejor estar bajo el radar oficial. Cuando la abuela cae en coma, desea vivir libre. Esta novela cuenta la lucha de una familia que vive separada.

Frederick Taylor. El muro de Berlín. RBA. 576 pp.

La mañana del 13 de agosto de 1961, los berlineses del este y el oeste amanecieron separados de sus familias, amigos y puestos de trabajo por una maraña de alambre de púas, que a los pocos días se fue transformando en un muro de más de cien kilómetros de largo, con trescientas torres de vigilancia en las que soldados apostados tenían órdenes de disparar a matar contra cualquiera que tratara de superarlo. Lo mandó levantar Walter Ulbricht, alcalde del Berlín Oriental, para frenar el incesante flujo de berlineses que buscaban mejores oportunidades laborales en el lado occidental y huían de la economía dirigida y de la Stasi. Pocos se hubieran aventurado a pronosticar entonces que aquel muro se mantendría erguido durante veintiocho años, hasta 1989. Símbolo y concreción de la división del mundo de posguerra, fue un tablero de ajedrez de una partida disputada desde Moscú y Washington.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.