opinión*
“Los Foros Escucha: ¿Fracaso o esperanza para la reconciliación?” (Artículo de Alfredo Lecona)
Para la libertad por Alfredo Lecona
Foto: Cuartoscuro

Por @AlfredoLecona
Dos días después del avasallador triunfo electoral, Andrés Manuel López Obrador comenzó a tener reuniones con quienes lo acompañarán en el gobierno. Al hoy presidente electo le urgía tener respuestas rápidas ante el tamaño de las expectativas reflejadas en las urnas. En muchas áreas la agenda estaba marcada por él mismo y su capacidad incuestionable de crear e imponer las coyunturas que definieron la campaña.

En una de las reuniones, el hoy presidente electo, consultó a sus colaboradores más cercanos sobre la ruta a seguir para atender la agenda de las víctimas de la violencia. Loretta Ortíz Ahlf, no dudó en entregarle un documento con su visión de ruta para construir una agenda de justicia transicional. Inmediatamente quedó encomendada como la organizadora de los Foros Escucha para la Pacificación y la Reconciliación, anunciados por el propio López Obrador el 22 de Julio y cancelados súbitamente el pasado fin de semana.

Loretta Ortiz Ahlf es profesora de la Escuela Libre de Derecho; fue diputada Federal en la LXII Legislatura y es autora de uno de los principales libros de Derecho Internacional Público que existen en el acervo de la materia. Está casada con José Agustín Ortiz Pinchetti, quien fue Secretario del Gobierno de López Obrador cuando encabezó el Gobierno del Distrito Federal y quien sigue siendo uno de los personajes a los que más escucha el futuro presidente de México.

El perfil, por cercano, pesó más que otra cosa en la decisión de López Obrador y por eso al nombrar a Loretta como la figura central de los ejercicios de escucha, la designó como subalterna de Alfonso Durazo, próximo Secretario de Seguridad Pública, y no en el área de Olga Sánchez Cordero, pues es un secreto a voces que la relación de Loretta con la futura Secretaria de Gobernación no es la mejor (por decir lo menos).

Para muchas organizaciones y víctimas fue un error de origen encomendar a la futura Secretaría de Seguridad Pública la organización de los foros y no hacerlo bajo la conducción de la futura Secretaría de Gobernación. A pesar de que en diversos foros estuvieron presentes futuros funcionarios de la dependencia que encabezará Olga Sánchez Cordero, las críticas sobre la sistematización de lo recogido en las escuchas se incrementaban en la medida en que Loretta y su equipo no lograban disipar dudas sobre la metodología que se emplearía para que las demandas de justicia se convirtieran en propuestas de política pública y de los mecanismos de justicia transicional que necesita el país.

Y como si lo anterior fuera poco, hubieron elementos que contaminaron aún más los mensajes que las futuras autoridades dieron a las víctimas desde el primer foro realizado en Ciudad Juárez, como la insistencia de López Obrador para pedirles que otorguen perdón, cuando la gran mayoría de ellas no sabría a quien perdonar al no tener verdad y justicia.

Aun así, en los estados donde se realizaron los foros, las víctimas acudieron con sus pancartas y sus dolores como lo han hecho por años. Muchas personas que han tenido cargos relevantes en gobiernos anteriores y algunas otras que han acompañado víctimas ayudaron a sacar adelante los diálogos, intentando reducir la brecha creada por los futuros altos funcionarios y su falta de idea sobre cómo acercarse a los portadores de los dolores más grandes del país.

Una respuesta de la sociedad civil y víctimas de la violencia para reorientar el debate, fue la organización del Diálogo con el presidente electo, realizado el pasado 14 de septiembre en Tlatelolco. En ese foro, ajeno a los foros escucha, se propuso un modelo de justicia transicional para construir los mecanismos e instituciones para lograr justicia y verdad, visto esquemáticamente de la siguiente forma:

El shock emocional generado por los reclamos de padres y madres fue tan grande que poco trascendió algo de lo más relevante: López Obrador aceptó la instalación de cinco mesas de trabajo con víctimas y las organizaciones que les acompañan, sobre el marco general de justicia transicional, Comisión de la Verdad, Mecanismo Internacional contra la Impunidad, Reparaciones y Mecanismo de Protección a Víctimas y Testigos. El énfasis en que permitirá que la ONU coadyuve en la construcción y fortalecimiento de las instituciones mexicanas, probablemente esté abriendo la puerta a uno de los procesos más relevantes que podría vivir el país en los próximos años.

Además, López Obrador fue claro en que la responsabilidad de construir esa agenda para la paz recaería en Olga Sánchez Cordero y en Alejandro Encinas como futuro subsecretario de Derechos Humanos. Todo en la Secretaría de Gobernación. La vía correcta. La que tuvo que ser desde el principio.

Es por lo anterior que extraña aún más que la cancelación de los foros haya intentado ser justificada por Alfonso Durazo y Loretta Ortiz bajo el argumento de que necesitan concentrarse en sistematizar lo recogido para presentar propuestas legislativas el 24 de octubre y que no sería posible garantizar condiciones de diálogo en Veracruz, Sinaloa, Tabasco, Morelos y Tamaulipas; sobre todo cuando fue público el compromiso de López Obrador de encargar los procesos de justicia transicional a la Secretaría de Gobernación. ¿No es esa la verdadera razón de la cancelación? ¿El equipo de la futura Secretaría de Seguridad Pública propondrá algo distinto al compromiso hecho con las víctimas en Tlatelolco?

Las preguntas se multiplican y reflejan una descoordinación que no debería existir cuando de por medio están quienes ya no soportan que los esfuerzos del gobierno electo sean ejercicios para la catarsis.

Los desencuentros y la falta de claridad que tiene el gobierno electo para hablar de la agenda para la paz en un piso común, son una alerta para cambiar la forma en la que la relación con las víctimas se está construyendo. La agenda no puede seguir siendo sometida a redireccionamientos coyunturales como sucedió con la imposición del discurso de la amnistía y el perdón en la agenda pública. La integralidad de la agenda ya está planteada y recogida por López Obrador y su equipo y debe trascender a futuros funcionarios y la falta de entendimiento entre ellos, que termina convirtiéndose en incertidumbre para quienes han vivido los efectos devastadores de la violencia.

No hay margen para el ensayo y error. No en esta agenda. La crisis de violencia e impunidad no aguantará un sexenio que no la pueda combatir de forma impecable. Brasil nos advirtió el domingo pasado que la falta de justicia, memoria y verdad puede llevarnos a una transformación distinta a la prometida, en la que un discurso fascista encuentre un caldo de cultivo cuando el horizonte no es la construcción de paz. O lo hacemos muy bien o lo terminaremos haciendo terriblemente mal. La puerta está abierta y a todas y todos nos conviene que lo recogido en los foros sea esperanza y no el fracaso de un ejercicio mal planteado de origen.

Alfredo Lecona

Activista. Defensor de derechos humanos. Manifestante. Nació en la Ciudad de México en 1986. Apasionado de la libertad de expresión desde mayo de 2012, cuando jóvenes universitarios dieron una lección de dignidad al país. Ha promovido y acompañado procesos legislativos y políticos desde la sociedad civil y como asesor parlamentario, sin haber pertenecido nunca a partido político alguno. Apartidista. Consultor en temas de libertad de expresión, justicia, corrupción, transparencia y organizaciones de la sociedad civil.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.




    Contenido Relacionado


  1. Conclusiones de foros para la pacificación, el próximo 24 de octubre
    septiembre 25, 2018 3:35 pm
  2. Reconoce Alfonso Durazo que antes de pensar en perdón hay que garantizar justicia
    septiembre 18, 2018 11:02 pm
  3. Hay una “nebulosa”, no sabemos si el perdón será política de Estado de AMLO : Marcela Turati 
    septiembre 17, 2018 2:52 pm
  4. Si gobierno de AMLO no investiga a EPN, está obligado a dar seguimiento a las denuncias que sí se presenten: Corral
    agosto 10, 2018 2:30 pm
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]