“Desorganización y caos” del gobierno en los primeros días de rescate: CNDH sobre 19S
No se aplicaron protocolos en el manejo de cadáveres, no hubo un mando unificado en sitios de desastre y la comunicación no fue uniforme, observó la Comisión.
(Foto: Archivo Cuartoscuro/Mario Jasso).

Desorganización y caos en los primeros días de rescate”, fueron algunas de las deficiencias identificadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la actuación en la Ciudad de México de los distintos niveles de gobierno tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

La CNDH destacó la ausencia de un mismo mando en las zonas siniestradas, “donde operaron indistintamente la Secretaría de Marina, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Policía Federal y el Gobierno de la Ciudad de México”, de acuerdo con un comunicado emitido el domingo 8.

La Comisión también llamó la atención sobre la “constante rectificación” en los procedimientos de comunicación entre familias de víctimas, autoridades federales y locales, así como en la “falta de uniformidad en la metodología de trabajo y la comunicación social en los lugares siniestrados”.

También aseguró que no se aplicaron protocolos y normas en el manejo de cadáveres, aunque precisó que se debió a la inmediatez de la contingencia, y que no se acondicionaron espacios adecuados para las familias de las víctimas que esperaban noticias en zonas de siniestro”.

En otros estados personal de la CNDH visitó varios municipios donde recibió escritos de queja o elaboró actas circunstanciadas de las que se desprenden quejas de oficio.

En Pijijiapan, Chiapas, a 133 kilómetros del epicentro del sismo ocurrido el 7 de septiembre, sólo hay 15 elementos de la Sedena, quienes remueven escombros y apoyan en el reparto de despensas a la población afectada, de acuerdo con el comunicado emitido por la CNDH.

En Tenango del Valle, Estado de México, el Instituto Nacional de Antropología e Historia ha sido lento en la emisión de dictámenes para determinar si pueden rehabilitarse o deberán derribarse inmuebles históricos y en Ocuilan todas las escuelas están dañadas.

En Morelos la CNDH recibió dos quejas contra el DIF estatal por el desvío de víveres a bodegas del gobierno del estado y elaboró 31 actas circunstanciadas registrando, entre otras cosas, “que es incierta la llegada de recursos económicos para la reconstrucción”.

En Oaxaca la Comisión no recibió quejas pero levantó más de 50 actas circunstanciadas y observó falta de transparencia y organización en la repartición de apoyos, falta de censos de la población afectada, falta de seguridad y deficiente coordinación de los tres niveles de gobierno.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.