¿Un robot te quitará el trabajo? Jóvenes mexicanos competirán con la automatización: OCDE
Los jóvenes mexicanos se enfrentarán a un nuevo mundo laboral, definido por la digitalización y la globalización. Para lograr esta transición, la Secretaría del Trabajo participó con la OCDE en un programa internacional.

Labores rutinarias, tradicionalmente realizadas por seres humanos, están siendo realizadas cada vez más por máquinas y sistemas informáticos, mientras que la inteligencia artificial está automatizando labores más complejas, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

A través de la campaña I am the future of work, en la que participó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), a través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, se busca que las nuevas generaciones de mexicanos puedan transitar hacia el nuevo mundo laboral, redefinido por la digitalización, la globalización y los cambios demográficos.

Para lograrlo, la OCDE realizó una serie de retratos de trabajadores de distintos perfiles (generacional, profesional, experiencia, intereses, ingresos, etc.) de Alemania, Estados Unidos, Francia, Japón y México; además de realizarles entrevistas sobre cómo afectan los cambios tecnológicos a sus relaciones laborales, informó la STPS.

Se prevé el 14 por ciento de los trabajos puedan ser automatizados, reemplazando a trabajadores en los países que pertenecen a la OCDE, entre ellos México. Otro 32 por ciento más podría sufrir cambios sustanciales en la manera en cómo lleva a cabo sus labores, advirtió este organismo internacional.

Para hacer frente a esta tendencia, es necesario cambiar la educación y la capacitación laboral para forjar nuevas habilidades tecnológicas.

“Trabajos que aún no existen actualmente requieren habilidades que aún no hemos identificado. Esto implica cambios en la forma en cómo aprendemos a través de nuestras vidas”. 

Otra dificultad que enfrentará la nueva generación de trabajadores mexicanos es la degradación de sus condiciones laborales, ya que cada vez más personas tienen empleos “no tradicionales”: trabajan medio tiempo, tienen contratos provisionales o están autoempleados.

“En muchos países las prestaciones y los mecanismos de protección social, así como los métodos de contratación colectiva, están basados en la idea de que todos los trabajadores cuentan con empleos estables, de tiempo completo y con un solo empleador, un modelo que está volviéndose obsoleto rápidamente”.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.