‘El cine, la única manera de transmitir una verdad de manera directa’: Ignacio Ortiz
El realizador mexicano estrena ‘Traición’, una historia acerca del amor filial.
(Cineteca Nacional).

Por Héctor González

La fractura en la relación entre “Félix” (Juan Manuel Bernal) y “Misela” (Diana Ávalos), su hija, los persigue a lo largo del tiempo. En el marco de un país envuelto por el manto del crimen organizado, a ella le corresponde ajustar cuentas con su padre para disipar viejas dudas.

Traición, la nueva obra del experimentado Ignacio Ortiz circula dentro de la ruralidad propia del realizador. Con ecos nostálgicos hacia lo que fue una forma de hacer y proyectar las películas, la historia encuentra su centro en los fantasmas de la naturaleza humana.

Traición como varias de sus películas anteriores tienen una estrecha a la literatura.

Me parecen curiosas esas apreciaciones. Es verdad, que en Mezcal hice una lectura referencial de Bajo el volcán, de Malcolm Lowry, pero mi cine tiene menos literalidad de la que se cree. Mi cercanía con lo rural se debe a que viví en el campo. Fui campesino y pastor de cabras hasta los catorce años.

Aunque en Traición está el tema de la búsqueda del padre, algo que me remite a Pedro Páramo; y el parricidio, que desde luego tiende un puente con Shakespeare.

Puede ser, sin embargo creo que es algo propio de la vida misma. Si no haces películas por encargo los temas son definidos por el tiempo y la experiencia. Ahora quería hablar de la relación entre una hija y su padre. En la vida, metafóricamente hablando, para desarrollarte necesitas matar a tu padre. Más que una influencia de tal o cual autor, lo veo como un interés por la naturaleza humana.

La película se puede leer también como un homenaje al cine del pasado. Los proyeccionistas que iban de pueblo en pueblo, los grandes paisajes…

Sin duda hay una reapropiación del cine y los espacios que vi en la adolescencia. No podría negar la influencia de Gabriel Figueroa y el “Indio” Fernández.

Incluso “Félix” (Juan Manuel Bernal) en algún momento dice: “pinche cine”. ¿Hay una relación amor-odio con este oficio?

Sí, es una frase que hace referencia a un doble conflicto. Por un lado envuelve al cine en sí y por otra parte alude al celuloide que ya no existe. Ahora vemos las películas a través de las pantallas de celular o en las tablets.

¿Usted cómo vive esta dualidad?

No sé cómo le haré, pero espero que mi próxima película sea en formato cinematográfico. Finalmente pertenezco a la generación del celuloide y haciendo alusión a Tarkovski, para mí el cine es profundamente nostálgico. No creo que el pasado haya sido mejor, lo mejor es el presente, pero eso no me quita lo nostálgico.

A través de “Félix” plantea también la incursión del narcotráfico a la vida cotidiana.

Es verdad, es un pretexto casi anecdótico para dar atmósfera y contexto en relación al tiempo que estamos viviendo. El país está tomado por el narcotráfico, es una verdad cotidiana y uno no puede renunciar a ello. No obstante, siempre procuro evitar hacer una apología del crimen. Mi interés principal era contar la historia de un padre y una hija donde la traición juega un papel fundamental para ambos.

¿Predomina la apología del narco en el cine, las series o la literatura?

Hay una apología en tanto que el héroe por excelencia es el personaje transgresor o criminal. En lo personal eso no me interesa. “Hamlet” o “Macbeth”, a pesar de que matan gente no son criminales. Son hombres que viven sus pasiones humanas. Por otro lado, se ha repetido tanto la fórmula en las series y las películas que ya no producen ningún efecto en el espectador. Necesitamos reparar en ello, pero sin llegar al límite de poner en duda o en juego la libertad de expresión.

Supongo que esto lo dice en alusión a las recomendaciones del gobierno federal para no abordar este tipo historias.

Sí. Eso es incitar a la censura y peor aún a la autocensura, en aras de conseguir apoyo para levantar una película.

Otro tema presente en Traición es el sacrificio.

Toda manifestación de amor implica un sacrificio. Desde luego esto tiene unas connotaciones cristianas, aunque aclaro que no soy creyente. Prefiero ver al sacrificio como una manifestación del proceso amoroso.

¿Cuál es la parte que más disfruta al hacer una película?

La puesta en escena y la puesta en cámara. Me gusta escribir el guion en un proceso inicial, con miras a llegar a lo que realmente me gusta: la filmación.

¿Qué es el cine para usted?

El cine es la única manera de transmitir una verdad de manera directa y con esto me refiero a la capacidad de emocionar al espectador. No hago cine para mí, sino para el espectador.

libros



Temas relacionados:
Cine
Cineteca Nacional
Cultura
Libros





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.