Llama presidente de la CNDH a dejar atrás discursos de odio
Al presentar su informe anual en la Corte, Luis Raúl González Pérez señaló que el país no puede contemplar pasivamente la violencia e impunidad.
(Foto: CNDH)

México no puede sucumbir en la coyuntura de ningún proceso electoral, mucho menos sumirse en la contemplación pasiva de la violencia y la impunidad, afirmó este martes el Ombudsperson nacional, Luis Raúl González Pérez.

Al presentar el Informe de Actividades 2017 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ante el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis Raúl González demandó a las fuerzas políticas elevar el nivel de discusión, y que todos los sectores sociales y todas las personas tengamos altura de miras para ver propuestas de debates en que se confronten ideas, no personas.

De acuerdo con un comunicado de la CNDH, González Pérez enfatizó que los ejercicios democráticos deben ser la ocasión para encontrar vías de salida a los problemas que enfrentamos, no rutas rumbo a callejones sin salida de violencia, intolerancia y división.

Todo, dijo, en favor de un proceso electoral que permita dar cauce a las instituciones democráticas, al cumplimiento de la ley, para que los mexicanos tengamos claras las plataformas electorales desde una perspectiva ajena a la polarización, para lo cual llamó a dejar atrás los discursos de odio, que dividen y polarizan.

 

Normalización de la violencia

La inseguridad, violencia, corrupción e impunidad se han extendido como plagas en casi todos los ámbitos de la vida nacional y generan un entorno en el que los mexicanos han empezado a asumirla como parte de la normalidad, señaló.

Y subrayó que es preocupante que “normalicemos” el horror, reflejo de una descomposición institucional y social, donde la gravedad y extensión de los problemas que enfrentamos incide en que tengamos un Estado de Derecho débil, con amplia tolerancia al incumplimiento o aplicación discrecional de la ley, con instituciones y autoridades rebasadas, estrategias anuladas y su capacidad de control disminuida al límite, por lo que ese Estado de Derecho es solo una aspiración.

También explicó que de los 38,722 escritos de queja recibidos el año anterior, se abrieron 25,959 nuevos expedientes, de los cuales 9,331 correspondieron a quejas propiamente dichas, 8,319 a orientaciones directas, 7,682 remisiones y 627 inconformidades, y se concluyeron 26,210.

González Pérez precisó que en el periodo del informe la CNDH emitió 97 instrumentos recomendatorios, que comprendieron 81 recomendaciones ordinarias, 5 recomendaciones por violaciones graves, 8 recomendaciones del Mecanismo de Prevención de la Tortura y 3 recomendaciones generales. Aceptar una Recomendación pero no cumplirla lleva implícita la revictimización de quien vio vulnerados sus derechos fundamentales e imposibilita que la verdad y la justicia se concreten, sentenció.

México reclama instituciones que cierren la brecha entre lo previsto por las normas y lo que ocurre en la realidad, para consolidar la gobernabilidad democrática y lograr mejorías reales en la vida de las personas, concluyó.



Temas relacionados:
CNDH
Derechos Humanos
SCJN



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]