El príncipe heredero saudí habló de usar “una bala” contra Khashoggi: NYT
Según analistas de inteligencia sin identificar citados por el periódico estadounidense, la frase de Bin Salman no habría que interpretarla al pie de la letra, pero sí como "una metáfora para enfatizar su intención de matar al periodista".
Foto: Reuters

El príncipe saudí Mohammed bin Salman le dijo en 2017 a un asesor que iba a usar “una bala” contra el periodista Jamal Khashoggi, asesinado en octubre de 2018, si éste no volvía al reino y terminaba con sus críticas hacia el gobierno de Arabia Saudita, reveló este viernes el diario estadounidense The New York Times.

Esta información se da a conocer horas después de que la relatora de Naciones Unidas (ONU) sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Agnes Callamard, aseguró en Ginebra que Khashoggi, columnista de The Washington Post, fue víctima de “un asesinato brutal y premeditado” que fue “planeado y perpetrado por funcionarios de Arabia Saudita”.

El periodista fue asesinado al interior del consulado saudí de Estambul después de ir a buscar documentos para su matrimonio, el pasado 2 de octubre de 2018.

The New York Times, que cita a ex funcionarios estadounidenses y funcionarios extranjeros con conocimiento de los reportes de inteligencia, asegura que agencias de espionaje estadounidense interceptaron conversaciones del príncipe heredero.

Según las fuentes citadas, en septiembre de 2017, Bin Salman trató con un asistente identificado como Turki Aldakhil la situación de Khashoggi, al tiempo que las autoridades del régimen se alarmaban por las crecientes críticas del periodista.

En la conversación, el príncipe heredero dijo que si no se podía convencer al periodista para que regresara a Arabia Saudita había que llevarlo de vuelta “a la fuerza”, según el diario, y aseguró que de lo contrario, él personalmente iría tras Khashoggi “con una bala”.

Según analistas de inteligencia sin identificar citados por el periódico estadounidense, la frase de Bin Salman no habría que interpretarla al pie de la letra, pero sí como “una metáfora para enfatizar su intención de matar al periodista si este no regresaba a Arabia Saudita”.

Luego de que la novia de Khashoggi reportó que el periodista no salió de la embajada en Estambul, el gobierno saudí cambió varias veces de versión. Primero aseguró que el periodista había dejado el consulado por su propio pie, pero después de tres semanas de presión desde Turquía, acabó admitiendo que murió por un interrogatorio “mal llevado” en su consulado.

Días después, Riad accedió a realizar una investigación conjunta con las autoridades turcas y su consulado en Estambul fue registrado tras la desaparición del periodista.

Tras la inspección, el fiscal turco, Irfan Fidan, aseguró que Kashoggi fue estrangulado tan pronto entró al consulado saudí en Estambul y luego su cuerpo fue descuartizado como parte de un plan para matar al crítico del régimen árabe.

Finalmente, la Fiscalía de Arabia Saudita admitió que el asesinato “fue premeditado” y desde entonces, todos sus esfuerzos se han enfocado en atribuir la responsabilidad a un grupo de funcionarios que se excedió en su cometido, con el objetivo de evitar que el caso afectara al príncipe Mohamed Bin Salmán, heredero e hijo del rey.

(Con información de The New York Times)








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.