La Secretaría de Relaciones Exteriores señaló el pasado miércoles que, ante la decisión del gobierno de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital del Estado de Israel, el gobierno de México mantendrá su embajada en Tel Aviv, en conformidad con la Resolución 478 del año de 1980 del Consejo de Seguridad de la ONU.

“México continuará manteniendo una relación bilateral estrecha y amistosa con el Estado de Israel, como se evidenció en la reciente visita del Primer Ministro Benjamin Netanyahu a nuestro país, y seguirá también apoyando las reivindicaciones históricas del pueblo palestino“, informó la dependencia en un comunicado.

Finalmente, la dependencia informó que “México respalda el diálogo como el medio para resolver el diferendo entre Israel y Palestina, con base en la solución de dos Estados, es decir, el derecho de Israel y de Palestina a vivir en paz dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas, tal como fue pactado en los acuerdos de Oslo”.