Acredita CNDH desaparición forzada de una mujer y un hombre en el contexto de la “Guerra Sucia”
La mujer desaparecida por la Policía Militar y la DFS era integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.
(Foto: Cuartoscuro/Moisés Pablo).

La Policía Militar y la ahora extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS) desaparecieron a una mujer y a un hombre en febrero de 1976, en el contexto de la llamada “Guerra Sucia” en Tecámac, Estado de México, concluyó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Este jueves la CNDH emitió la recomendación 30VG/2019, dirigida a las secretarías de Gobernación y de la Defensa Nacional, debido a la detención arbitraria de una mujer, integrante del Comando Femenil Che Guevara, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y a un hombre que se encontraba con ella en una casa de Santo Tomás Chiconautla, municipio de Tecámac, Estado de México, en febrero de 1976.

La desaparición forzada de las dos personas fue investigada por la Fiscalía Especializada en Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, pero la averiguación previa no ha sido concluida. Fue hasta 2012, seis años después de iniciada la investigación, que el delito fue reclasificado y pasó de privación ilegal de la libertad a desaparición forzada.

En 2014 el hijo de la mujer desaparecida pidió a la Procuraduría General de la República copia del expediente, pero la institución se negó por considerar que era su deber mantener a resguardo información sensible.

La CNDH recomendó al secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, y a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que reparen integralmente el daño a los familiares de las víctimas, que incluya compensación, atención psicológica y tanatológica, en caso de requerirlo, que se les inscriba en el Registro Nacional de Víctimas y se lleve a cabo la Disculpa Pública Institucional a los familiares.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.