Retoma Vaticano juicio contra altos funcionarios por desvío de recursos
Giuseppe Profiti y Massimo Spina, acusados de haber usado 422 mil euros de la fundación “Bambino Gesú” para pagar la reestructuración de un departamento del cardenal Tarcisio Bertone.
(Foto: Reuters)

Mientras la atención está concentrada en la visita del Papa Francisco a Colombia, los juzgados vaticanos retomaron esta mañana de jueves el juicio por desvío de recursos contra dos ex funcionarios de primer nivel de la fundación “Bambino Gesú” (Niño Jesús), el hospital pediátrico de la Santa Sede.

En el aula central del tribunal civil único del Estado vaticano, comparecieron Giuseppe Profiti y Massimo Spina, acusados de usar 422 mil euros (502 mil dólares) de la fundación para pagar la reestructuración de un departamento del poderoso cardenal Tarcisio Bertone, ex secretario de Estado del Papa Benedicto XVI.

Duró poco más de una hora la segunda audiencia del proceso, iniciado el 18 de julio pasado, ya que los tres jueces responsables, encabezados por Paolo Papanti Pelletier, decidieron aplazar los trabajos para permitir a las partes analizar nuevos documentos.

En especial una memoria depositada ante el tribunal por la actual presidente de la fundación del hospital, Mariella Enoc, que había sido convocada como testigo pero que, en su lugar, decidió entregar un documento por escrito.

Como esta información fue entregada al tribunal apenas la víspera, tanto la Fiscalía como los defensores de ambos imputados pidieron tiempo extra para analizar su contenido.

Al mismo tiempo, los abogados solicitaron la entrega de otro material y documentación, entre la cual figura el presupuesto de los trabajos realizados en el departamento del cardenal Bertone y que debería encontrarse en los archivos de la fundación.

Además Alfredo Ottaviani, defensor de Spina, cuestionó la ausencia en el aula de dos testigos clave: la propia Enoc y Tomasso Di Ruzza, director de la Autoridad de Información Financiera del Vaticano (AIF), cuyos superiores escribieron al tribunal que él no estaba obligado a dar testimonio “por cuestiones de inteligencia”.

Los tres jueces se retiraron a deliberar por 40 minutos y decidieron aplazar el proceso hasta el próximo día 19 de septiembre. Esa audiencia comenzará con los interrogatorios de los imputados y las declaraciones de los testigos.

Los magistrados se reservaron la decisión final de llamar o no a prestar testimonio a Enoc y Di Ruzza. (NTMX)



Temas relacionados:
Corrupción
vaticano


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]