Continúa la desconfianza entre PSOE y Podemos; es recíproca: Sánchez
"No tiro la toalla (...) Los españoles no se merecen volver a ir a elecciones", dijo el presidente del gobierno español tras reunirse con el rey Felipe VI en el Palacio de Marivent
Foto: Reuters

Tras el despacho de verano con el rey Felipe VI en el Palacio de Marivent, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, reconoció este miércoles que mantiene la mala relación con Unidas Podemos, el partido que fue su socio hasta la investidura fallida del pasado 25 de julio.

“De tantas veces decir que desconfía del Partido Socialista he acabado por desconfiar yo también de las posiciones del señor Iglesias y de Unidas Podemos, por lo tanto es recíproca esa desconfianza”, dijo Sánchez en conferencia de prensa y agregó que dicha desconfianza continúa.

El encuentro con el rey llega después que el monarca instara el pasado domingo a las formaciones políticas a resolver el bloqueo político y a alcanzar una solución que evite convocar nuevamente a elecciones.

El presidente en funciones dijo que comparte el deseo de no ir a elecciones y que no pierde la esperanza: “No tiro la toalla (…) Los españoles no se merecen volver a ir a elecciones”, manifestó.

La fórmula que ha defendido Sánchez es la de un gobierno del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en solitario apoyado en un acuerdo pragmático.

“Se merecen [los ciudadanos] responsables políticos en todas las formaciones que traten de materializar lo que nos pidieron el pasado 28 de abril que es un gobierno progresista que no dependa de las fuerzas independentistas y en eso estaré trabajando”, agregó, rechazando las peticiones del PP para que deje el paso a un nuevo candidato.

En tanto, aseguró que los colectivos con los que se ha reunido tras el fracaso de la investidura le han reclamado “de forma urgente” que se constituya el gobierno.

“He pedido tanto al grupo de Unidas Podemos su apoyo para esa investidura como al Partido Popular y a Ciudadanos que faciliten con su abstención que se pueda constituir un gobierno en cuanto antes en nuestro país”, sostuvo.

La Casa del Rey comunicó que antes del 23 de septiembre, cuando finaliza el plazo constitucional de dos meses después de la primera votación de investidura, Felipe VI llamará a consultas a los principales dirigentes de las formaciones políticas con representación parlamentaria.

Según medios locales tras los encuentros, el Rey puede proponer un nuevo candidato que cuente con los apoyos para ser investido o puede ordenar la disolución de las Cortes e iniciar el proceso para convocar nuevas elecciones.

(Con información de El Pais)








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.