Coparmex urge a Peña mejorar condiciones de seguridad en el país
"Los mexicanos no pueden esperar la llegada de su nuevo titular del Poder Ejecutivo Nacional, para acceder a la seguridad y a la tranquilidad".
Foto: Cuartoscuro

La Confederación Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) hizo un llamado a la actual administración federal a que, pese a que se encuentra al final de su mandato, se asuma aún como el principal responsable de pacificar al país.

“La transición no puede ser pretexto para que el gobierno ceda en su responsabilidad de hacer todo lo posible para avanzar en la contención de la violencia”, expresó.

En su documento Señal Coparmex,  señaló que si bien el gobierno entrante ha anunciado algunos cambios institucionales que pudieran contribuir a frenar la crisis, los mexicanos no pueden esperar la llegada de su nuevo titular del Poder Ejecutivo Nacional, para acceder a la seguridad y a la tranquilidad.

“Es urgente que en los cuatro meses que restan a la actual administración, se tomen las medidas pertinentes para disminuir los índices de homicidios dolosos, de extorsiones, de secuestros, y de la comisión de muchos delitos del orden común“, que afectan tanto a la inversión nacional como la extranjera.

En ese sentido, indicó que es necesario iniciar una serie de acciones que pueden contribuir al combate a la inseguridad y la violencia.

  1. El fortalecimiento de las instituciones de prevención y procuración de justicia, a fin que capacitar para combatir y castigar la violencia que vive el país.
  2. Elaboración de una estrategia integral de prevención del crimen, que incluya no sólo a las áreas de seguridad sino las de desarrollo social y económico.
  3. Un combate a la inseguridad de manera frontal, utilizando las áreas de inteligencia y de investigación financiera, para acabar con las estructuras del crimen que afectan a las empresas, los empresarios y la sociedad en general, al grado del éxodo o cierre de actividades por región.
  4. Más y mejor capacitación para las policías en estados y municipios, así como una depuración y la profesionalización de las policías federales.
  5. Invertir para dignificar la labor del policía con mejores sueldos, seguridad social, y especialmente, dotarlos de las herramientas necesarias para hacer frente a quienes atentan contra la seguridad de los mexicanos.
  6. Rediseñar la arquitectura institucional relacionada a la seguridad pública, en coordinación con estados y municipios, y avanzar en la consolidación de una fiscalía autónoma para combatir la impunidad, entre otras.

En su documento, la Coparmex recordó que durante más de una década se han realizado esfuerzos para la depuración, capacitación y profesionalización de las policías sin que haya resultados significativos en su desempeño.

Ante esa situación, urgió a que desde el gobierno federal se inicien los trabajos para deslindar a la Secretaría de Gobernación de las tareas de seguridad pública, y reinstalar la Secretaría de Seguridad Pública, como lo ha propuesto el titular de la administración entrante.

“En Coparmex apoyamos esta idea, e instamos al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto a que impulse ésta y todas las iniciativas necesarias en la materia, en cuanto inicie la siguiente la próxima Legislatura”, apuntó.

Consideró que este cambio debe darse porque la seguridad pública requiere de un conocimiento técnico especializado, que no se vea permeado por cálculos o consideraciones políticas.

“Subordinar la seguridad a consideraciones políticas sólo amenaza la eficacia en su implementación y es susceptible a servir a otros intereses”, puntualizó.

El sindicato patronal añadió que “la urgencia con la que hemos realizado este llamado deriva de las cifras críticas que se han corroborado en días recientes”, ya que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública (ENVIPE) del INEGI de 2017, en México se registraron 31.1 millones de delitos, lo cual equivale a 37 mil 17 delitos por cada 100 mil habitantes.

“En el mismo lapso, se cometieron 31 mil 174 homicidios dolosos, lo cual significa que ocurrieron 85 homicidios al día, con una tasa de 25 por cada 100 mil habitantes, cifra que no veíamos desde la década de los sesenta y mayor al doble de la observada hace 10 años”, precisó.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.