"China se está volviendo irreconocible": Mai Jia - Aristegui Noticias
“China se está volviendo irreconocible”: Mai Jia
El nuevo fenómeno de la literatura china estuvo en México para presentar su novela ‘El don’.
(Foto: H. González).

Cinco millones de libros vendidos en su país, derechos para traducción en veinte idiomas y comparaciones con Borges y Nabokov, han hecho de Mai Jia y su libro El don (Destino), un suceso.

La novela cuenta la historia de ‘Rong Jinzhen’, un joven genio reclutado por los servicios de inteligencia de su país. Cualquier semejanza con el caso Snowden será mera coincidencia.

Entrevistado por Aristegui Noticas, el narrador habla sobre su obra y el momento actual que atraviesa China.

Después de diecisiete años en el ejército, ¿cómo entra a la literatura?

Se debió al azar del destino, la trayectoria de la vida puede cambiar en cualquier momento. Fui a un instituto tecnológico militar pero estuve poco tiempo porque empecé a escribir. Mi experiencia en el ejército ha sido fundamental en mi literatura.

Su gusto por la matemática es evidente en la novela, ¿hay un punto donde se toca la literatura con los números?

En principio la literatura y la matemática parecen disciplinas opuestas pero mi novela es una excepción. Mi protagonista es un genio que domina los números y gracias a ese don fue reclutado por los servicios de inteligencia. Ahí es donde alcanzó su gloria pero también su tragedia.

Hay similitudes entre la vida del protagonista y la suya, ambos fueron niños inteligentes, estuvieron en el ejército…

Yo no era un genio pero coincido con el protagonista en tanto que ambos tuvimos una infancia infeliz dado que nos sentíamos abandonados por el resto del mundo. Este hecho puede tener dos consecuencias, la primera es que uno se desmoraliza y la otra es la que vemos en el libro, el personaje no se acompleja y por el contrario acumula una fuerza interior que se transforma en un don.

Claro, pero ese don, al menos en su novela se llega a relacionar con la locura.

Si los genios son diferentes a las personas normales es porque poseen una capacidad extraordinaria y que les da fama o gloria, pero en la vida cotidiana pueden ser estúpidos o inútiles. Es una contradicción que hemos visto muchas veces, pensemos por ejemplo en Steve Jobs. A veces la genialidad no es más que una trampa de la vida. Tengo la sensación de que un genio puede ser una cuerda que entre más se estira es más frágil.

En la tradición oriental la presencia del maestro es muy importante, en este sentido en su novela vemos la figura de varios.

Efectivamente la figura del maestro es muy importante en la cultura china, y en la oriental en general. Quizá haya observado que en mi novela mi protagonista tiene al menos dos maestros occidentales, esto es un simbolismo de la historia contemporánea de China. Si bien era una civilización antigua al momento de entrar en la era moderna vivió un proceso de transformación doloroso.

¿Actualmente cómo convive la influencia occidental con la tradición oriental en China?

En los últimos treinta años China ha tenido cambios vertiginosos con tal de alcanzar a occidente. En lo personal creo que corre a demasiada velocidad y en el camino ha perdido identidad. No estoy en contra de la modernidad solo que no creo que sea sano olvidar la tradición. Ahora China se está volviendo irreconocible. Hay desarrollo pero la gente tiene una crisis espiritual, falta una sensación de felicidad. Hoy el problema no es económico sino individual.

¿Libertad? ¿Derechos humanos?

La democracia y la libertad deben ser objetivos que nos iluminen el camino. En China la realidad es compleja y su análisis depende de la perspectiva que tomas. Si nos comparamos con Estados Unidos evidentemente estamos muy lejos, pero si partimos de cómo estábamos hace unos años es notorio el avance. Un ejemplo es mi libro, a pesar de tocar un tema sensible ha salido sin problema, algo que hace treinta años era impensable. Por supuesto nuestra meta es la democracia pero el camino es largo, requiere de métodos y soluciones conjuntas y globales. A veces cuando hablamos de democracia o libertad nos quedamos en el concepto pero para que funcione bien hay que preparar a la gente económicamente y con educación. Si nos quedamos nada más con el asunto del voto, el resultado puede ser contraproducente. Necesitamos entender lo que significan realmente esos conceptos. En China todavía hay muchos contrastes y sino los disminuimos será imposible pensar en la libertad.

Su novela es sobre espionaje, servicios secretos. Algo tendrá que decir sobre el caso Snowden…

Entiendo que el caso Snowden ha contribuido a despertar el interés internacional sobre mi libro. Por otro lado, lo de Snowden representa una advertencia para todos. A lo mejor nunca nos imaginamos que existieran este tipo de cosas, pero la realidad es que la práctica de los servicios de inteligencia está omnipresente en Estados Unidos, China, incluso en México. Por muy triste que parezca nuestra privacidad y secretos ya no se pueden esconder. Hoy todo es susceptible de ser revelado.



Temas relacionados:
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]