Componentes del helicóptero de Martha Érika Alonso y Rafael Moreno Valle, sin fallas previas a caída: SCT
Las luces de precaución y cuidado del helicóptero se prendieron antes del impacto, pero no se ha logrado saber exactamente en qué momento.
(Foto: Archivo Cuartoscuro/Mireya Novo).

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reveló este viernes que su investigación sobre la caída del helicóptero en el que viajaban la gobernadora de Puebla Martha Érika Alonso, y el senador Rafael Moreno Valle, no ha detectado daños previos a la caída en los componentes internos de la aeronave.

Los avances de la investigación a cargo de la Dirección General de Aeronáutica Civil, y que ha contado con la participación de expertos internacionales, indican que los componentes involucrados en los controles del helicóptero, como el rotor principal y el rotor de cola, la transmisión y la caja de 90° no presentan evidencias de falla previa al impacto.

En un comunicado de prensa, la SCT añadió que los cinco actuadores lineales y los tres actuadores hidráulicos fueron revisados en Illinois, Estados Unidos, y Cascina Costa, Italia, respectivamente. Las inspecciones no detectaron daños internos distintos a los que son considerados compatibles con los daños ocasionados por el impacto.

“La inspección a los 2 motores Pratt & Whitney PW207C señala que los daños y rastros que presentan denotan haber estado en funcionamiento al momento del impacto. Los componentes de memoria interna que podrían confirmar lo anterior, resultaron dañados por el impacto y el fuego, por lo que no se pudo obtener datos de éstos”, agregó la SCT.

Del análisis de 2 de las 4 luces del “master warning” y “master caution”, se identificó que éstas estuvieron encendidas antes del impacto, pero aún no se determina en qué momento del vuelo se iluminaron.

La SCT recordó que además de la Dirección General de Aeronáutica Civil, han participado en las indagatorias expertos de la Trasportation Safety Board (TSB) de Canadá, la Agenzia Nazionale per la Sicurezza del Volo (ANSV) de Italia, la National Transportation Safety Board (NTSB), de Estados Unidos y la European Union Aviation Safety Agency (EASA) de Europa.

También se tiene la asesoría de las empresas fabricantes Leonard Helicopter Division (LHD) y Logic en Italia, Patt & Whitney y Safran en Canadá, así como Honeywell Aerospace y Collins en Estados Unidos.

La Dirección General de Aeronáutica Civil aún trabaja en el informe final del percance del helicóptero marca Augusta A109S, que ocurrió el 24 de diciembre de 2018 en el poblado de Santa María Coronango, Puebla






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.