Tribunal declara culpable a exfuncionario del PRI por desvío de 1.7 mdp
El fallo es independiente del proceso que se sigue contra Alejandro Gutiérrez a nivel federal por un presunto desvío de 250 mdp para financiar campañas electorales del PRI.

Por Juan Omar Fierro

Un tribunal de juicio oral dictó sentencia condenatoria contra el exsecretario general adjunto de la dirigencia nacional del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, por el presunto peculado agravado por un monto de un millón 740 mil pesos, dinero que se sustrajo de las finanzas públicas en el mandato del exgobernador del PRI, César Duarte Jáquez.

El fallo dictado por dos de los tres jueces que integraron el tribunal de enjuiciamiento dio por demostrada la imputación presentada por la Fiscalía General de Chihuahua contra Gutiérrez Gutiérrez en el marco de las acusaciones por actos de corrupción que el Gobierno de Javier Corral ha presentado contra 26 exfuncionarios y excolaboradores de César Duarte, actualmente prófugo de la justicia y con 10 órdenes de aprehensión vigentes.

De acuerdo con el juicio oral radicado en el expediente 22/2019 que inició desde el pasado 2 de abril, Alejandro Gutiérrez, empresario y ex colaborador de Manlio Fabio Beltrones cuando el sonorense fungió como líder nacional del PRI, fue encontrado penalmente responsable del delito de peculado agravado mediante la simulación de servicios que no se prestaron al gobierno de Chihuahua y de los que ni siquiera existe documentación para acreditar la entrega de los mismos.

Este fallo es independiente del proceso que se sigue contra Gutiérrez Gutiérrez a nivel federal por el presunto desvío de 250 millones de pesos para financiar campañas electorales del PRI en los comicios locales del 2016, esquema conocido como Operación Safiro o Saneamiento Financiero que se encuentra “congelado” por la controversia constitucional que presentó el expresidente Enrique Peña Nieto para frenar las indagatorias del caso.

Gutiérrez es considerado por el Gobierno de Chihuahua como una pieza clave en la investigación de la Operación Safiro, al grado de que el gobernador Javier Corral ha dicho que se trata de un personaje que podría involucrar al propio Peña Nieto en actos de corrupción y financiamiento ilícito de campañas electorales.

Lee más: Operación Safiro: juicio a exfuncionario del PRI imputado por presuntos desvíos entra a etapa final

De acuerdo con la imputación penal que fue resuelta por los impartidores de justicia, el tribunal de enjuiciamiento concluyó que Alejandro Gutiérrez en su calidad de enlace entre la dirigencia nacional del PRI y el gobierno de César Duarte acordó la firma de dos contratos para el desvío de un millón 740 mil pesos mediante la simulación de servicios que no se prestaron ni se acreditaron.

La acción ilícita tuvo lugar entre los días 20 y 23 de diciembre de 2015, fecha en la que se ejecutó la contratación de los servicios simulados, se facturó la cantidad acordada y se realizó el pago a dos empresas vinculadas directamente a Gutiérrez Gutiérrez, incluyendo una empresa de la que es accionista mayoritario, Jet Combustibles, y otra en la que su hijo, Alejandro Gutiérrez Gómez aparece como su apoderado legal.

La narrativa de los hechos indica que el 20 de diciembre de 2015, el ahora sentenciado se desempeñaba como Secretario Adjunto del PRI nacional, por lo que solicitó a funcionarios de Chihuahua un apoyo económico consistente en 2 millones de pesos para poder realizar actividades proselitistas a favor de su partido, requerimiento que fue autorizado por el exgobernador César Duarte.

Tras varias reuniones, Gutiérrez se reunió con diversos servidores públicos del gobierno de Chihuahua hasta que acordaron la firma de dos contratos de prestación de servicios para dividir el pago total de los dos millones de pesos y así lograr que el procedimiento se pudiera realizar mediante una adjudicación directa a las compañías designadas para la operación, evitando a toda costa una licitación pública.

La imputación de la Fiscalía de Chihuahua explica que Alejandro Gutiérrez Gutiérrez proporcionó las facturas de dos empresas ligadas a su persona, Jet Combustibles S.A de C.V y Promotora de Señalamiento Integral S.A de C.V, con el fin de facilitar el pago de la cantidad acordada.

La cronología de los hechos agrega que el 22 diciembre de 2015, Gutiérrez presentó las dos facturas solicitadas. La primera fue por la cantidad de 904 mil pesos por concepto de servicio de mantenimiento general de edificios otorgado a la empresa Promotora de Señalamiento Integral.

Y la segunda factura se emitió por la cantidad de 835 mil 520 pesos por el concepto de traslado aéreo de personal a nombre de la empresa Jet Combustibles. Los pagos acordados se concretaron el 23 de diciembre del 2015 y se depositaron en la cuenta personal de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez.

Sin embargo, la Fiscalía de Chihuahua logró acreditar que ambos servicios fueron simulados y que ni siquiera hay entregables, es decir, comprobantes y actas que avalen el cumplimiento de los contratos.

“Demostrándose que dichos servicios no fueron prestados, ya que tan solo fue una simulación para realizar los procedimientos administrativos que justificaran la salida del dinero, lo que constituyó el delito de Peculado Agravado con una forma de intervención como cómplice auxiliador en una conducta desplegada con pleno conocimiento de la ilicitud de su actuar”, señala el fallo del Tribunal del juicio oral.

A favor de la sentencia condenatoria votaron las juezas Juana Gabriela Córdova Ortiz y Hortensia García Ramírez, mientras que el juzgador Adalberto Vences Baca votó en contra y por la absolución de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.