‘Pina 3D”, documental de Wenders sobre la coreógrafa Bausch, se impone en México
En su primera semana de exhibición, el documental sobre la famosa bailarina alemana Pina Bausch se coloca como el más visto en su género en las salas de cine mexicanas con 7,000 asistentes
El documental también hace gala del cuerpo y de sus movimientos. (FOTO: pina-film.de)

La producción Pina 3D, ganadora del Premio al Mejor Documental en los German Film Awards 2011 y nominada al Oscar en la misma categoría, es un éxito en la taquilla mexicana.  Con sólo 12 copias distribuidas registró más de 7,000 asistentes en su primera semana de exhibición.

El largometraje, es un homenaje a la famosa coreógrafa y bailarina alemana Pina Bausch, a través de sus coreografías más representativas: Café Müller (1978), Das Frühlingsopfer (1975), Vollmond (2006) y Kontakthof (1978), con imágenes y archivos de audio de su vida, así como grabaciones en 3D de los miembros de la compañía Tanztheater Wuppertal, que bailaron en honor a su mentora.

Gracias a la magia de la tercera dimensión, los admiradores de la coreógrafa y bailarina alemana Pina Bausch (1940-2009) pueden ver de cerca la magia de sus pasos y la expresión de los cuerpos que se mueve al compás del ritmo cinematográfico de Wenders. El día de su estreno en nuestro país registró más de 3,00 asistentes, en que el cineasta alemán quiso

El cuerpo y el movimiento

Mediante un viaje sensual y visualmente muy impactante, Wenders, quien es recordado por clásicos como París, Texas y El cielo sobre Berlín, logra con Pina 3D revolucionar la relación entre el cine y la danza.

Este domingo, Carlos Bonfil, articulista de La Jornada, comentó que el proyecto del documental lo planearon juntos Wenders y la coreógrafa, “seducida esta última por las posibles virtudes de la tercera dimensión aplicada a conferir profundidad visual, relieve físico y brillantez formal al ejercicio de la danza”.

El proyecto estuvo a punto de no llegar a las pantallas, ya que la bailarina murió durante la preproducción y el director dudó en terminar el proyecto, pero convencido por los alumnos de Bauche, decidió llevarlo a la pantalla.

Wenders no es el primero en honrar a su compatriota: en 1983, la realizadora belga Chantal Akerman registraba, con su peculiar estilo de contemplación estática, el arte de la coreógrafa en On tour with Pina Bausch. Federico Fellini la hizo intervenir en su delirio onírico Y la nave va, como también lo hizo Pedro Almodóvar al recuperar una de sus coreografías en Hable con ella. (Con información de Notimex y La Jornada)

Ve el tráiler de este documental:



Temas relacionados:
Cultura



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]