opinión*
“Panama Papers en México: impunidad sistemática”, artículo de Miguel Pulido
Alegatos por Miguel Pulido

Los llamados Panama Papers han venido a confirmar las peores sospechas sobre el sistema financiero global. Obvio, el escándalo tiene sus propias implicaciones de acuerdo a la realidad nacional.

Por lo pronto es evidente un nuevo conflicto de interés en el entorno más cercano del Presidente Enrique Peña Nieto, el abuso en el que han incurrido ciertos empresarios y la cobertura parcial o hasta el involucramiento de Televisa y TV Azteca, las principales televisoras del país.

Pero estos casos de uso de paraísos fiscales y empresas fantasma tienen por contexto problemas estructurales que vale la pena revisar. Aquí 3 de ellos.

1.- Un discurso que normaliza los delitos de cuello blanco.

Aclaremos algo: cuando hablamos de paraísos fiscales no estamos hablando de una modalidad sofisticada del hábito de esconder el dinero debajo del colchón.

De las prácticas -a veces en la frontera, a veces de plano en lo ilegal- de Mossack-Fonseca hay reportes periodísticos desde hace más de 5 años. En 2012, The Economist los llamó: boca-cerradas y no cooperantes con los gobiernos. También hay artículos de Bloomberg e incluso Reuters. En 2014, la revista Vice fue más lejos y publicó un artículo que tituló: la firma legal que trabaja para oligarcas, lavadores de dinero y dictadores.

Mossack-Fonseca ha sido sujeto de múltiples investigaciones criminales. En el caso de HSBC de lavado de dinero a cárteles de la droga en México aparecían referidos una y otra vez. El 26 de enero, empleados suyos fueron detenidos en Brasil acusados de lavado de dinero en el escándalo de Petrobras.

Por eso son famosos: porque a pesar de servir a criminales comprobados, nunca dejan rastro de la ruta del dinero.

En días recientes, Vicente Fox salió a decir que no hay nada de ilegal en usar un paraíso fiscal. Así empezaron con los casos de Jorge Lankenau, Ángel Isidoro Rodríguez (a) el Divino o Carlos Cabal Peniche y en esa tendencia, hace tres años devolvimos a Raúl Salinas millones de los que nunca pudo probar su origen lícito.

Pronto escucharemos que invertir en paraísos fiscales es un acto financiero casi tan inocente como comprar una tele a plazos sin intereses.

No es así.

¿Por qué escoger como asesor legal a alguien cuya reputación es impedir el rastreo del dinero, si no lo quiere esconder? ¿Por qué metería Usted su dinero, si es limpio, a un sistema que lo hará cómplice anónimo e involuntario de las peores atrocidades criminales?

2..- La debilidad para lidiar con los llamados grandes contribuyentes. 

Cuando se trata de hacer que empresas y personas millonarias paguen impuestos, el SAT adolece incompetencia crónica.

El tema de los paraísos fiscales se inscribe en un campo más amplio de la economía política. Los sistemas tributarios en general están siendo notoriamente rebasados por las presiones políticas, las estrategias legales o lo artilugios financieros de grandes intereses económicos.

Por eso no puede obviarse la forma en que el SAT trata a los llamados “grandes contribuyentes”. La evidencia muestra que muchas de las grandes empresas son tratadas privilegiadamente (fuera de norma) por el SAT.

Por ejemplo, la Auditoría Superior de la Federación reportó en la revisión de la Cuenta Pública de 2013 (primer año de gobierno de Peña Nieto) que el SAT condonó indebidamente 1,120 millones de pesos a cinco contribuyentes. Y sigue flotando en la memoria la condonación de más de 3,000 millones de pesos a Televisa.

Tenemos un sistema fiscal injusto con uso de paraísos fiscales y tratos de privilegio. Expresiones de un mismo problema: debilidad tributaria frente a los poderosos económicamente.

3.- Incapacidad institucional para combatir los flujos financieros ilícitos

Un estudio de Global Financial Integrity, una institución con sede en Washington, señala que México ocupa el tercer sitio dentro de las primeras 20 economías emergentes en exportar flujos de capitales ilícitos, sólo después de China y Rusia.

Sólo en 2013 hubo fugas ilegales por 1.1 billones de dólares, principalmente a paraísos fiscales como Suiza, las Islas Vírgenes Británicas. Es dinero que se generó en nuestra economía, pero que aprovecha las grietas y tuberías para irse sin dejar los impuestos que corresponden.

¿Qué ha hecho el gobierno frente a tal situación?

Realmente poco, por no decir nada. De hecho, en general la capacidad del gobierno mexicano para pelear contra los defraudadores fiscales es mínima. En total, en 2 años, la Procuraduría Fiscal de la Federación consiguió 454 consignaciones, obtuvo 88 sentencias condenatorias y la recuperación de poco más de 78 millones de pesos.

¿Sólo 78 millones del total de miles que se defraudan y de los 18,000 que salen ilegalmente?

En un detallado artículo publicado en Horizontal, Jorge Romero explica contundentemente el intríngulis en el que están los señalados por los Panama Papers. La evidencia está a flote para hablar desde evasión hasta la operación con recursos de procedencia ilícita.

Aunque sobre esto último pueden estar menos preocupados, pues la incompetencia para actuar es mayor. En el tercer informe de gobierno, Enrique Peña Nieto presume que la reforma financiera permitió que se bloquearan 407 millones de pesos y 5 millones de dólares de dudosa procedencia, y que se logró el aseguramiento de 260 millones de pesos y 115 mil dólares.

Para poner la cifra en perspectiva, los dólares bloqueados y asegurados (con inteligencia financiera) por el gobierno son una diezmilésima parte (el .012%) de los ingresos de los cárteles (estimados en 40 billones de dólares). Ni hablar del resto de operaciones con recursos de procedencia ilícita que hay en el país.

Sin duda, esos resultados no sólo son magros, son una confesión de incompetencia

4.- La inteligencia financiera es tan poca que alcanza apenas para los enemigos políticos

¿Dónde quedó ese aparato de inteligencia financiera que reveló las triangulaciones y operaciones sospechosas e inusuales de Elba Esther Gordillo? ¿Dónde el que iniciara investigaciones contra Marcelo Ebrard? ¿Sólo un caso firme y uno filtrado a la prensa en tres años?

Es obvio, más allá de este par de casos con obvias implicaciones políticas, la capacidad institucional para investigar es ridícula.

Por eso, las revelaciones de los Panama Papers deben leerse a la luz del contexto económico, político y social que vivimos.

Ahí están, claramente, las claves de la impunidad. Una que funciona de manera sistemática cuando los que delinquen, abusan o evaden son millonarios o políticos. Y una impunidad que es prácticamente segura, si son ambas cosas.

Miguel Pulido

Miguel Pulido es abogado. Ha sido director de Fundar, profesor en la Universidad Iberoamericana y visitante en la Universidad de Yale. Actualmente participa en Antifaz (www.antifaz.org.mx) un proyecto que busca abordar críticamente los asuntos públicos, las élites políticas y las dinámicas de poder.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.




    Contenido Relacionado


  1. 33 casos de mexicanos relacionados con Panama Papers: SAT
    abril 6, 2016 12:51 pm
  2. “Poco a poco, los paraísos fiscales irán desapareciendo”: Pérez de Acha en CNN
    abril 6, 2016 11:17 am
  3. Slim compró parte del tesoro cinematográfico de México, en operación manchada por evasión de impuestos
    abril 6, 2016 10:42 am
  4. Vargas Llosa aparece en los ‘Papeles de Panamá’; el escritor lo atribuye a “un asesor”
    abril 6, 2016 9:05 am
  5. Panama Papers: Bancos y firmas de abogados, en contubernio para ocultar bienes de ricos
    abril 5, 2016 6:34 pm
  6. SAT es quien debe investigar a mexicanos implicados en Panama Papers: Zambrano
    abril 5, 2016 1:00 pm
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]