Sólo 39% de las personas con discapacidad tienen empleo; ganan 33.5% menos
La tasa de desempleo de las personas con discapacidad es muy elevada y quienes logran obtener uno, lo hacen en puestos de bajo nivel donde no se les paga adecuadamente.

En México, sólo el 39.1 por ciento de las personas con discapacidad tienen empleo y ganan 33.5 por ciento menos que el resto, denunció la organización Impunidad Cero.

Durante la presentación de la investigación El derecho al trabajo de las personas con discapacidad, elemento necesario para su efectiva inclusión social, la investigadora Mariana Díaz Figueroa, reveló que, según datos del Inegi, cerca de 7.1 millones de personas en México (el 6 por ciento de la población) se enfrentan a una discapacidad.

Por si fuera poco, también aquí hay discriminación: los hombres con discapacidad tienen el doble de probabilidad que las mujeres de obtener un trabajo.

Además, existe una brecha de ingresos considerable: las personas con discapacidad reciben por su trabajo el 66.5 por ciento de lo que ganan las personas sin discapacidad.

Del total de la población de 15 años o más con discapacidad, 32 por ciento no percibe ingresos. Y de lo que sí obtienen paga, las principales fuentes de ingreso son un trabajo (40.2 por ciento); programas sociales de gobierno (39 por ciento); por jubilación o pensión (21.6 por ciento) y por ayuda de familiares o conocidos (12.9 por ciento), de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica, 2014 (ENADID, 2014).

Acompañada por Irene Tello Arista, directora Ejecutiva, y Luna Mancini, coordinadora de Proyectos de Impunidad Cero, Díaz Figueroa detalló los retos y obstáculos a los que se enfrentan las personas con discapacidad en México cuando intentan incorporarse al ámbito laboral:

  • La discapacidad es una problemática social derivada de las barreras físicas y sociales impuestas por la sociedad a las que se enfrentan las personas y que limitan o eliminan el ejercicio de sus derechos;
  • Existen diversos ordenamientos jurídicos en los que se prohíbe la discriminación por motivos de discapacidad, pero no se cuenta con mecanismos concretos que permitan instrumentarlos;
  • La tasa de desempleo de las personas con discapacidad es muy elevada y quienes logran obtener un empleo, lo hacen en puestos de bajo nivel donde no se les paga adecuadamente por las actividades que realizan;
  • Corresponde a todas las instancias de gobierno diseñar las estrategias y ajustes de política pública necesarios para hacer efectivo el derecho al trabajo de las personas con discapacidad;
  • Es necesario que las personas con discapacidad participen en el diseño, creación, implementación, seguimiento y evaluación de las políticas públicas, para asegurar que sus necesidades sean abordadas y atendidas. Asimismo, deberá verificarse que todo lo anterior se realice bajo el modelo social y el enfoque de derechos humanos que contempla la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, pues las políticas públicas existentes siguen teniendo fuertes rasgos del enfoque médico, y 
  • Cambiar la percepción de la discapacidad del modelo médico al modelo social permitirá entender que el entorno laboral es el que debe adaptarse a las personas. La sociedad debe exigir a las autoridades que actúen correctamente, conforme a la normativa existen.

La investigación concluye que, actualmente, en México no hay ningún interlocutor en el gobierno que se encargue de este tema. “No hay un camino legal para denunciar o cambiar las políticas existentes para permitir una mejor integración de las personas con discapacidad al ámbito laboral”.



Temas relacionados:
Desempleo
Salarios
Sociedad





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.