Antonino Isordia lleva al Festival Internacional de Cine en Guadalajara una historia contada en teenek (Video)
El director compite por el Premio Mezcal de Ficción con el filme ‘At’anii’’.

Por Héctor González

Durante la construcción de una carretera cercana a la etnia teenek, ubicada en la huasteca potosina, Eneida se enamora de uno de los trabajadores de la obra. Tras ser descubierta, Lucio, su marido le propina una golpiza que la hace repensar su situación familiar. Hablada en teenek, At’anii’ -Tu amante o media naranja en castellano- es la película con que Antonino Isordia Llamazares compite por el premio Mezcal de Ficción dentro del Festival Internacional de Cine de Guadalajara que se realiza del 8 al 15 de marzo.

Convencido de la importancia de contar historias contemporáneas en lenguas originarias, el realizador apuesta por un relato que transgrede la inercia machista en el México rural y reflexiona sobre el impacto de la modernidad en las comunidades indígenas.

¿Cómo nace la película?

Desde mi infancia tuve mucho contacto con la etnia teenek. Posteriormente, entrado en mi carrera hice un documental sobre sus sitios arqueológicos, Tamtoc y Tamohí. Entonces decidí hacer algo más sobre este increíble lugar. Quería ir más allá del pueblo originario de mármol y hacer una película que lo mostrara como una nación originaria viva. Me acerqué a los teenek actuales y les propuse un taller de cinematografía. Lo impartimos a quince alumnos y finalmente hice un argumento. Me ayudaron a traducir los diálogos, escribí el guion y les planteé la película. Aceptaron encantados.

¿Cómo fue trabajar con actores no profesionales?

Uno de los protagonistas es Lucio, interpretado por Ciro Martínez Santos, un danzante del rito de la Danza del Gavilán. No obstante, que ya tenía cierta experiencia escénica fue difícil combatir la timidez natural de quien está habituado a la atmósfera del campo. Encontrar a la intérprete para el papel de Enedina fue un poco más complicado. Necesitábamos a alguien con esa especie de carne y demonio, alguien que encarnará mucho de los fundamentos de la antigua cultura teenek. Hicimos un casting largo hasta que por fin la encontramos. Carmen Martínez Espinoza llegó al final y cargando a un bebé de meses.

Al estar hablada en teenek original, la película es un testimonio oral del idioma.

Si bien es un idioma con hablantes, está en peligro de extinción. La película hace un intento por rescatarlo de una manera no tradicional, pues no tiene nada de folclórico. Quisimos trata un tema cotidiano y contemporáneo para defender el hecho de que los idiomas originarios pueden ser usados en el arte contemporáneo y abordar conflictos actuales.

 ¿Mostrar a los pueblos originarios a partir de sus tradiciones se ha convertido en cliché?

Sí, las tradiciones son hermosas y tienen un profundo misticismo, pero a veces tratan a los pueblos como si estuvieran muertos y vivieran en una realidad paralela. Mi planteamiento es inverso, están vivos y en nuestra realidad. Si no nos han enseñado el idioma original de donde nacimos es por una irresponsabilidad de la sociedad y del Estado; de haberlo hecho, en lugar de ser una nación tan mediana seríamos un verdadero continente de culturas. No hemos sabido ver que la cultura es economía, incluso más valiosa que el petróleo.

La película es tan moderna en su temática que la mujer se empodera y decide tomar las riendas de su vida.

En la cultura huasteca es muy común que el hombre sea infiel. Incluso se les ve con admiración. En cambio, una mujer que se atreve a mostrar su debilidad es linchada. En la película, al recibir una paliza Eneida se indigna se rebela a su realidad.

La película plantea también el conflicto entre el progreso e identidad, ¿te preocupa que se lea como una crítica a la modernidad?

Es un sentimiento muy arraigado en las comunidades originarias: pedir el veneno que te va a matar, pero que te lo suministren poco a poco. Si no, no sobrevives en la modernidad.

Este es uno de los temas que ahora se discuten a propósito del Tren Maya.

Claro, tal vez el caso del Tren Maya tiene que ver con un abandono de la zona y de una sobre explotación económica. Tal vez Andrés Manuel López Obrador intenta equilibrar la situación y devolverle algo a la comunidad. No sé si se comprenda así. Tal vez sea más lo malo que llegue que lo bueno, pero desconfío de esa posición porque me parece conservadora.

libros



Temas relacionados:
Cine
Cultura
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.