PRI vuelve ‘a la carga’ para aprobar Ley de Seguridad Interior
“No hay riesgo de militarización, al contrario, el propósito es la desmilitarización, al señalar con precisión en la ley, dónde, cuándo y por cuánto tiempo”: Ramírez Marín.
Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro

El coordinador del PRI, César Camacho, aseveró que la dictaminación y aprobación de la Ley de Seguridad Interior es urgente, y no puede esperar a que se resuelva el tema del mando mixto policial ni el de la ley reglamentaria del artículo 29 constitucional en materia de suspensión de garantías.

La Ley de Seguridad Interior –que regularía la actuación de las fuerzas armadas en tareas de combate al crimen organizado– se puede procesar ya, porque los contornos competenciales de los conceptos de seguridad interior y seguridad pública están claramente definidos y diferenciados, dijo el diputado en declaraciones a la prensa.

“No esperaríamos a resolver la minuta de reforma constitucional relacionada, con lo que ha ido cambiando de nombre, mando único, mando mixto de los policías… los contornos competenciales de la seguridad pública están claramente definidos y diferenciados de la seguridad interior”, externó.

“Tampoco tendríamos que esperar a la legislación pendiente, a la ley reglamentaria del artículo 29 constitucional, que prevé el Estado de excepción, la llamada suspensión de garantías, que, dicho sea de paso, a mi fracción (parlamentaria) no le interesa de manera prioritaria abordarla y resolverla”, abundó.

El diputado priista informó que en la reunión que sostuvieron –este martes– diputados y senadores de las comisiones de Gobernación de ambas cámaras, con los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar), se trató el tema de la Ley de Seguridad Interior.

“Quedó clara la relación entre seguridad nacional y seguridad interior, es una relación de continente y contenido, es decir, el continente es la seguridad nacional, y uno de los contenidos es la seguridad interior, y la defensa exterior es otro de ellos. Hay claridad absoluta de que no estamos hablando de seguridad pública, que corresponde a los cuerpos policíacos, que dependen de los gobiernos”, comentó.

“La reunión fue muy buena, para conocer de viva voz cuáles son las intenciones, los motivos y las preocupaciones del Ejército”, agregó.

César Camacho apuntó que las fuerzas armadas refrendaron su convicción de obedecer las instrucciones del Ejecutivo y manifestaron su actitud positiva de coadyuvar en tareas de seguridad interior

“Esto hace que los legisladores nos apercibamos de la urgencia con la que hay que legislar”, enfatizó.

El líder parlamentario refirió que el titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos Zepeda, dijo que el Ejército tenía que expresar que se necesita una Ley de Seguridad Interior, y que ellos serán “respetuosos de lo que decida el Poder Legislativo, e incluso si no decide nada”.

Sostuvo que el sentido de urgencia de la Ley de Seguridad Interior proviene del diagnóstico de la propia Cámara de Diputados sobre lo que sucede en el país, por lo cual su bancada impulsará su iniciativa sobre la materia, ya que respeta los derechos humanos y no establece una invasión competencial de las fuerzas armadas a quehaceres de los cuerpos policiacos.

César Camacho dijo que al encuentro con los titulares de Sedena y Marina acudieron las presidentas de las comisiones de Gobernación de la Cámara de Diputados, Mercedes del Carmen Guillén Vicente (PRI), y del Senado, Cristina Díaz Salazar (PRI), así como el diputado Jorge Ramos Hernández (PAN), presidente de la Comisión de Seguridad Pública, entre otros.

Por su parte, el vicecoordinador de los diputados del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, aseguró que la eventual aprobación de la Ley de Seguridad Interior “es indispensable” y con ella no se corre el riesgo de militarizar a México, al contrario su propósito es la desmilitarización.

Explicó que se prevé que esta ley, que buscará dar certeza jurídica a la participación del Ejército en tareas de combate a la inseguridad, sea aprobada en este periodo ordinario de sesiones.

“No hay riesgo de militarización, al contrario, el propósito es la desmilitarización, al señalar con precisión en la ley, dónde, cuándo y por cuánto tiempo” será la intervención de las fuerzas armadas en tareas de seguridad, sostuvo en declaraciones a la prensa.

Aseveró que se “ha abusado de la intervención del Ejército, y de lo que se trata ahora es de que cada quien asuma su responsabilidad, y que el Ejército regrese a cumplir su encomienda principal”.

Ramírez Marín manifestó que en la Cámara de Diputados estarán “muy atentos de las recomendaciones, tanto de las organizaciones en México como de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), o de cualquier otra instancias que quiera aportar ideas alrededor de la (legislación sobre) seguridad interior”.

El vicecoordinador priista aclaró que “no hay ningún inconveniente” de que salga primero la reforma sobre el mando mixto policial en los estados o la Ley de Seguridad Interior. (Con información de Notilegis)






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]