A demócratas “no les gusta el concreto, así que les daremos acero” para muro fronterizo: Trump
El jefe de Gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijo que aunque creía que el cierre de gobierno "se prolongaría mucho más", el cambio de materiales para la edificación del prometido muro de Trump permitiría a los demócratas mantener su rechazo a financiar un muro como tal.
Foto: Reuters

En busca de alcanzar un acuerdo con el Congreso para poner fin al cierre de gobierno, el presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que ahora planean la construcción de una barrera de acero, en lugar de un muro de concreto.

“Ahora estamos planeando una barrera de acero en vez de un muro de concreto. Es al mismo tiempo más fuerte y menos molesto. Buena solución, y hecha en Estados Unidos”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Antes de su viaje hacía Camp David, Trump reiteró su amenaza de que si no está satisfecho con las negociaciones en unos pocos días, podría declarar emergencia nacional y aseguró que ofrecerá a los demócratas una “barrera de acero” en lugar de un muro de concreto porque “no les gusta el concreto, así que les daremos acero”.

Las declaraciones del presidente llegan luego de que el jefe de Gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijo que aunque creía que el cierre de gobierno “se prolongaría mucho más”, el cambio de materiales para la edificación del prometido muro de Trump permitiría a los demócratas mantener su rechazo a financiar un muro como tal.

“Eso debería ayudarnos a avanzar en la dirección correcta“, afirmó el funcionario durante una entrevista con el programa “Meet the Press” de NBC.

Los demócratas han dicho que podrían aceptar un acuerdo que impidiera un muro de concreto, pero que entregará fondos para una barrera de acero, aunque también exigirían otras concesiones, como la protección para los “dreamers”, inmigrantes que llegaron a EU cuando eran niños.

Algunas agencias del gobierno federal cerraron desde el pasado 22 de diciembre después de que legisladores y el presidente entraron en disputa por la exigencia de 5 mil 600 millones de dólares para comenzar con la construcción del muro en la frontera con México.

Unos 800 mil trabajadores gubernamentales del país vecino están con permisos o trabajando sin paga.

(Con información de The New York Times y Reuters)






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]