opinión*
ONEA: de la periferia al centro
El mundo al revés por Ernesto Villanueva

Por Ernesto Villanueva

En México y en buena parte de los países en vías de desarrollo existen organizaciones de la sociedad civil (OSC´S) sobre las más distintas temáticas. La regla general, sobre todo en Centroamérica, es el apoyo económico de la cooperación internacional europea y de países en concreto de Europa. Esa misma tendencia se había seguido en México- se sigue dando- pero de fundaciones tanto públicas como privadas de Estados Unidos. De igual forma, la mayor parte de las OSC´s tienen su domicilio en la Ciudad de México por su pertinencia mediática y política. Recuérdese que si bien es verdad México es un país federado ha operado como uno centralizado.

En este contexto, me dejó un buen sabor de boca una OSC´S que no estaba en mi radar y a quien conocí por una entrevista que tuvieran la amabilidad de hacerme. Y después de ser los anfitriones de la presentación de la obra de “Los Parásitos del poder” (Proceso ediciones 2016) de la autoría de la doctora Hilda Nucci y mía. Se trata de la Organización Nacional Anticorrupción que tiene su sede en Xalapa, Veracruz, que se ha vuelto la capital de la corrupción política del país gracias a su gobernador con licencia, Javier Duarte, quien anda a salto de mata, después de haber puesto a prueba la elástica tolerancia social a la corrupción de la sociedad mexicana. Salvo los comentarios en corto, los mexicanos han optado por un cómodo silencio, en espera de que alguien venga a salvarlos.

A los veracruzanos poco les importó que se fueran, “desapareciendo” recursos públicos de todo tipo, incluido el que corresponde a la emblemática Universidad Veracruzana o a los fondos de pensiones de los trabajadores jubilados del gobierno del Estado. Vamos, hasta los proveedores de comida, y de servicios de limpieza para zapatos fueron damnificados de este escandaloso atraco del gobernante sobre los gobernados. No ha pasado nada. Peor aún, en la lógica del absurdo, los afectados de estas tropelías que se han manifestado en Xalapa son vistos por la ciudadanía como los responsables de alterar la paz social y generar molestias por hacer público su malestar. La reflexión crítica, el acompañamiento social y la solidaridad brillan por su ausencia, por lo menos en la mayor parte, de los veracruzanos y de los mexicanos en general.

Hay, por supuesto, excepciones a la regla. Y una de esas es ONEA que tiene un ambicioso proyecto para entrar a debatir y a incidir en la agenda pública del país. Lo hace desde Veracruz a contraviento de la lógica centralista tan nuestra. Surge de la periferia al centro. Está integrada por un grupo de jóvenes comprometidos con el combate a la corrupción y a favor de la rendición de cuentas dirigidos por el abogado @IVANGIDI, un enemigo confeso de toda práctica de corrupción. Hacen todo tipo de actividades para visibilizar los graves problemas que aquejan en esta materia al estado y al país en general. Tienen presencia en las redes sociales, elaboran videos, cápsulas, publican investigaciones y hacen estudios sobre las distintas vertientes del tema.

Otra característica de ONEA es que no recibe financiamiento de las fuentes tradicionales, las fundaciones americanas, sino de un comprometido grupo de empresarios veracruzanos que cree en la causa de que la corrupción no es- no debe ser- la norma de conducta que lleve al éxito social, sino todo lo contrario.

El camino de ONEA para convertirse en un referente en el centro del país no es fácil; antes bien, sinuoso y complicado por su lejanía de la Ciudad de México, así sea de cuatro horas en auto. Este hecho no ha impedido que sigan trabajando con ahínco contra este monstruo de varias cabezas. Quienes estamos en la capital del país debemos voltear la mirada a esas expresiones sociales que tienen mucho que decir y aportar, de suerte que por el método de aproximaciones sucesivas el centralismo mental vaya cediendo a una lógica verdaderamente nacional. Difícil, pero no imposible.

Sumario

1.- Un ciudadano sinaloense, Luis Campos, ha tenido la valentía de denunciar al adalid de la corrupción académica Aarón Sánchez, rector de la Universidad de Occidente, en Sinaloa, por varios casos de corrupción de los que en esta columna se ha dado cuenta, lo que, además, encarece su camino a trascender el sexenio ahora como subsecretario de educación local en el gobierno de @QuirinoOC , a partir del 1 de enero del 2017. El subsecretario de educación, @SalvadorJaraG Salvador Jara, ex gobernador de Michoacán y ex rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, ha tomado el toro por los cuernos y ha solicitado una investigación al órgano interno de control de la Secretaría de Educación Pública.

Acuse OIC ST-SES-3730-2016 (1) SEP (7) by Anonymous U4DCDoDeeV on Scribd

[email protected]

Ernesto Villanueva

Ernesto Villanueva es doctor en derecho y doctor en comunicación pública por la Universidad de Navarra. Investigador por oposición del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Su obra más reciente es "Parásitos del poder: cuánto nos cuesta a los mexicanos mantener los privilegios de los expresidentes de la República". Ediciones Proceso, 2015.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.


Temas relacionados:
Corrupción
México
Opinión
Veracruz


    Contenido Relacionado


  1. Jodidos, pero contentos
    noviembre 22, 2016 7:25 am
  2. Audio: Portación de armas de fuego: mitos y verdades: Ernesto Villanueva
    octubre 12, 2016 10:00 am
  3. “Miguel Ángel Osorio Chong: corrupción e impunidad”, por Ernesto Villanueva
    septiembre 13, 2016 7:54 am
  4. “EPN, el plagio, 4to informe y Hillary”, artículo de Ernesto Villanueva
    septiembre 6, 2016 8:33 am
  5. “Ochoa Reza para el PRI, mejor (casi) imposible”, artículo de Ernesto Villanueva
    julio 12, 2016 8:31 am
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]