Allanan vivienda de periodista de La Jornada y lo amenazan
La UNAM pidió a las autoridades correspondientes brindar protección para Emir Olivares y su familia; CNDH se comunicó con él para ofrecerle acompañamiento.
Foto: La Jornada

Alrededor de las 12:00 horas de este viernes, un par de sujetos irrumpieron en el domicilio del reportero de La Jornada, Emir Olivares, revisaron algunas de sus pertenencias y luego de huir al ser confrontados en el interior de la vivienda, le llamaron y aseguraron que alguien pagó un millón de pesos por matarlo por haber realizado un trabajo en la UNAM.

El periodista forma parte del Programa de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos desde junio de 2017, cuando fue amenazado tras publicar un trabajo periodístico “en el que tocaste gente de la UNAM”.

En diversas ocasiones recibió mensajes a través de los que se amenazaba su integridad física, y este viernes fue la primera ocasión en que entran a su domicilio.

Presuntamente los agresores aprovecharon que el acceso principal estaba abierto por una mudanza que se llevaba a cabo, y luego de ingresar al inmueble, aparentemente considerando que no había nadie en el domicilio, abrieron la puerta con ganzúas y comenzaron a revisar las pertenencias del informador.

El reportero estaba terminando de bañarse cuando sorprendió a los agresores y tras encararlos, huyeron.

Momentos después, uno de los agresores llamó a los números telefónicos tanto de su domicilio como de su celular, identificándolo por su nombre; le dijeron que él y sus hombres habían sido contratados para dañarlo.

“A mí me pagaron un millón de pesos para matarlo, qué quiere que haga: o lo mato o usted me dobla la cantidad”.

En cuánto valora a su bonita familia”, dijo el hombre que llamó y le detalló que sabía dónde trabaja, qué asuntos publica, y por qué había sido amenazado en 2017.

Asimismo, le dieron otros datos personales confidenciales de su actividad y vida cotidiana.

 

UNAM pide protección a Emir y su familia

La UNAM manifestó su preocupación y un abierto rechazo a la intromisión en la vida privada del reportero Emir Olivares Alonso, así como a las amenazas proferidas en su contra por parte de sujetos no identificados.

En un comunicado, la casa de estudios pide que la autoridad competente se haga cargo de la seguridad y la integridad física del periodista y de su familia, y se pronuncia porque el caso sea investigado hasta sus últimas consecuencias.

La Universidad Nacional reconoce la dedicación y el profesionalismo en el trabajo periodístico de Emir Olivares, así como la independencia editorial del diario La Jornada, donde labora desde hace años.

 

CNDH le ofrece atención y acompañamiento

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó el allanamiento a domicilio y amenazas a Olivares Alonso y le expresó su solidaridad y acompañamiento mediante visitadores adjuntos en las diligencias que se requieran.

Por tal motivo, personal de la CNDH se comunicó con él para ofrecerle la atención y acompañamiento correspondiente. Asimismo, se solicitó información al Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, con objeto de implementar las medidas de protección que correspondan.

En un comunicado, el organismo nacional destacó  que las agresiones contra periodistas deben ser investigadas y sancionadas debidamente para evitar a toda costa la impunidad de las mismas. La CNDH se mantendrá vigilante del avance de las investigaciones.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.