Obama rechaza construcción de oleoducto entre Canadá y EU
El proyecto para transportar petróleo entre Alberta, Illinois y Texas "no será la solución mágica a la economía (...) ni es el nocivo agente del cambio climático que le atribuyen los opositores", aseguró el mandatario.
(Foto: Archivo Xinhua).

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este viernes su rechazo a la propuesta para construir el oleoducto Keystone XL entre Canadá y Estados Unidos, poniendo fin a un politizado proceso de siete años en torno al proyecto de 8 mil millones de dólares.

Obama dijo que el rechazo al proyecto de la empresa canadiense TransCanada derivó del extenso proceso de consulta realizado por el Departamento de Estado, el cual concluyó que la construcción del oleoducto no servirá a los intereses del país, “y estoy de acuerdo con esa decisión”.

Al hacer el anuncio en la Casa Blanca, acompañado del vicepresidente Joe Biden y el secretario de Estado, John Kerry; Obama dijo que el proyecto no ofrece los beneficios económicos y energéticos que sus simpatizantes le han atribuido, ni es el nocivo agente del cambio climático que le atribuyen los opositores.

“Este oleoducto no será la solución mágica a la economía, como ha sido prometido por algunos, ni tampoco la línea rápida para el desastre climático que han proclamado otros”, dijo el mandatario ante reporteros.

El proyecto de TransCanada contemplaba la construcción de un oleoducto de mil 800 kilómetros para transportar unos 830 mil barriles diarios de crudo pesado desde la ciudad canadiense de Hardisty, en la provincia de Alberta, hasta refinerías en Illinois y Texas, así como un centro de distribución en Nebraska.

Poco después que se hizo público, el proyecto se agregó a la discusión sobre el curso de las políticas de medio ambiente impulsadas por este gobierno, y se colocó en el centro de un intenso jaloneo político entre republicanos y aún demócratas en el Congreso y la Casa Blanca.

Tanto republicanos como algunos demócratas en estados productores de petróleo demandaron la aprobación del proyecto insistiendo en sus beneficios económicos, en particular en la creación de nuevos empleos, pero la administración de Obama mantuvo su insistencia en concluir el proceso de evaluación.

Con el respaldo de algunos demócratas, los republicanos aprobaron en febrero pasado una iniciativa de ley para acelerar la aprobación, pero Obama la veto.

Este martes, TransCanada pidió al gobierno estadounidense aplazar la revisión de su solicitud, pero el Departamento de Estado rechazó el pedido un día después, indicando que el proceso de evaluación continuaría adelante como estaba previsto.

Obama dijo haber conversado en la víspera con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para informarle de su decisión, poco después de haber celebrado una reunión privada con Kerry en la oficina oval.

Dijo que aunque Trudeau expresó su decepción dada la posición del gobierno sobre este proyecto “los dos estuvimos de acuerdo (que ambos países) son amigos cercanos en una amplia variedad de temas”, incluyendo energía, cambio climático.

(Con información de Notimex).






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]