La bossa nova pierde a uno de sus padres; murió João Gilberto | Video
Su versión de "La chica de Ipanema", que Gilberto grabó junto a su esposa Astrud y el músico Stan Getz en 1964. fue crucial en la popularización de ese género.
Foto: rtve.es

La bossa nova perdió a uno de sus padres y Brasil a uno de sus músicos de referencia más importantes: João Gilberto falleció este sábado a los 88 años de edad.

Músico y cantante, João Gilberto Prado Pereira de Oliveira (Juazeiro, 10 de junio de 1931) es considerado, junto a Antônio Carlos Jobim, como uno de los creadores de la bossa nova. Fue también pieza fundamental en la internacionalización de la música brasileña.

Informes de prensa señalan que Gilberto falleció en su casa en Río de Janeiro, luego de sufrir una larga enfermedad.

En un mensaje publicado en Facebook, su hijo confirmó este sábado el deceso. “Su lucha fue noble, intentó mantener la dignidad”, escribió Marcelo Gilberto.

La versión del tema “La chica de Ipanema”, que Gilberto grabó junto a su esposa Astrud Gilberto y al músico estadounidense Stan Getz en 1964, fue una contribución crucial a la popularización de este género fuera de las fronteras de Brasil.

Revolución musical
Nacido en el estado nororiental de Bahía en 1931, Gilberto comenzó a cantar a la edad de 18 años.

Se considera que su grabación del tema “Chega de Saudade”, a finales de 1958, revolucionó la música brasileña de la época.

“Distribuida sin alardes ni expectativas dos meses después, tenía un minuto y 59 segundos de duración. Pero nunca una pieza musical tan breve significó tanto, dividiendo a la cultura brasileña en un antes y un después”, escribió el periodista Ruy Castro sobre el impacto de la versión que Gilberto hizo de esta canción de Antonio Carlos Jobim y de Vinicius de Moraes.

Castro, quien es autor de varias publicaciones sobre la historia de la bossa nova, señala cómo la influencia de Gilberto no paró de crecer desde entonces.

“Su descubrimiento por parte de músicos y cantantes estadounidenses le garantizó un culto que empezó en 1962 y nunca más se detuvo”, escribió Castro este sábado en un texto publicado por el diario Folha de Sao Paulo.

“El disco Getz/Gilberto es aún el álbum de jazz más vendido de la historia, lo que es sorprendente dado que se trata en realidad de un disco de bossa nova ¡y está cantado en portugués!”, agrega.

El estilo de Gilberto, en el que se mezclaban influencias musicales tradicionales y modernos, inspiró el surgimiento del género bossa nova y dejó una huella indeleble en las siguientes generaciones de músicos no solamente en Brasil sino también fuera de sus fronteras.

 

Revolucionario sin intención de serlo

No es una exageración decir que él fue uno de los músicos más influyentes del siglo XX, como guitarrista y también como cantante. Una pérdida enorme”, dijo en su cuenta de Twitter Ted Gioia, uno de los críticos e historiadores de la música contemporánea más reconocidos en Estados Unidos.

“De Peggy Lee y Doris Day, en aquellos días, a Diana Krall y Stacey Kent, pasando por Frank Sinatra, no ha habido un gran cantante o artista instrumental estadounidense que no estuviera influenciado por su ‘mezcla’ de voz y guitarra”, destacó Castro.

Bernardo Araujo, un periodista musical del periódico brasileño Globo, le dijo a la agencia AFP el año pasado que la influencia de Gilberto era “incalculable”.

“Él era la voz principal del estilo musical brasileño más conocido en el mundo y un revolucionario sin ni siquiera tener intención de serlo”, afirmó Araujo.

Gilberto no había sido visto en público desde hace varios años. Las causas de su muerte aún no han sido informadas oficialmente.

(Con información de BBC Mundo)



Temas relacionados:
Brasil
Mundo
Música





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.