Comisión Europea reconoce que conversaciones sobre Brexit son “difíciles”
"No se ha identificado una solución, en este momento, que sea consistente con el acuerdo de retirada”, declaró el portavoz de la CE, Margaritis Schinas.
Foto: Reuters

La Comisión Europea (CE) reconoció este miércoles que las conversaciones sobre el Brexit con Reino Unido han sido difíciles, mientras la primera ministra Theresa May volvió a pedir apoyo al Parlamento, a tres semanas de la fecha prevista para la salida de la Unión Europea (UE), incluso aunque no haya acuerdo.

El negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, se reunió la noche de este martes en Bruselas con su contraparte británico, Stephen Barclay y con el fiscal general británico Geoffrey Cox, en el marco de los contactos para tratar de sacar el acuerdo de salida del punto muerto en que se encuentra.

“Barnier informó que, si bien las conversaciones tienen lugar en una atmósfera constructiva, las discusiones han sido difíciles. No se ha identificado una solución, en este momento, que sea consistente con el acuerdo de retirada”, declaró el portavoz de la CE, Margaritis Schinas.

El acuerdo de divorcio y la salvaguarda que incluye para proteger la frontera invisible en el Úlster son “innegociables”, recalcó Schinas.

En ese mismo sentido se manifestó el gobierno británico, al señalar “por lo que sé, las conversaciones fueron difíciles y hubo un fuerte intercambio de puntos de vista, sin embargo, las conversaciones continúan“, subrayó un portavoz de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May.

El Fiscal General de Reino Unido, Geoffrey Cox, también consideró que la discusión con Barnier fue “sustanciosa”, pero estuvo plagada de desacuerdos.

“Son discusiones muy delicadas. Estamos en el meollo del asunto. Hemos presentado algunas propuestas -muy razonables- y ahora hemos entrado en los detalles de estas discusiones”, dijo Cox a Sky News.

En su comparecencia semanal ante los diputados, la primera ministra británica volvió a pedir este miércoles apoyo a su acuerdo de “Brexit” en la Cámara de los Comunes a fin de que Reino Unido pueda abandonar la UE en la fecha prevista del 29 de marzo.

Reiteró su oposición a retrasar la salida del bloque, como demandan algunos parlamentarios, y sostuvo que el Legislativo “debe cumplir” el mandato del referéndum de 2016, en el que un 52 por ciento de los británicos respaldó el divorcio de la UE.

A 23 días del Brexit, el gobierno sigue negociando con la UE a fin de obtener cambios en la polémica cláusula de seguridad para evitar una frontera en la isla de Irlanda que permitan que el acuerdo de salida sea aprobado en los Comunes.

May y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acordaron a mediados de febrero que los equipos negociadores intensificaran los contactos para buscar fórmulas con las que salvar las reservas en el Parlamento británico a la salvaguarda irlandesa.

La salvaguarada o “backstop” busca evitar la reinstauración de una frontera física entre la República de Irlanda, que es país miembro de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte, para proteger el acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998 que puso a fin a décadas de sangriento conflicto en la región. (NTX)






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.