Pide CNDH evitar estigmatización de responsables de estancias infantiles
La Comisión Nacional de Derechos Humanos llamó la atención sobre la posible ampliación de la brecha de género con el recorte y el cambio en las reglas del Programa de Estancias.
Foto: Alberto Roa/ Cuartoscuro

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió al gobierno federal que implemente medidas cautelares para evitar la violación de los derechos humanos de niñas y niños con motivo del recorte presupuestal que sufrió el Programa de Estancias Infantiles, así como el cambio en sus reglas de operación.

La CNDH además pidió garantizar y salvaguardar la integridad y la seguridad de las personas responsables y trabajadoras de estancias infantiles que han sido amenazadas, agredidas y hostigadas, luego de que distintos funcionarios federales, entre ellos el presidente Andrés Manuel López Obrador, acusaran corrupción en la gestión de aquellos espacios.

En un comunicado, el organismo recordó que ha recibido varios escritos de queja sobre este asunto, y citó entre ellos al presentado el 25 de febrero pasado, suscrito por responsables de estancias infantiles de varios estados.

En el escrito se piden medidas cautelares a la CNDH como “medidas de seguridad urgentes para las responsables de estancias infantiles que hayan sufrido agresiones o amenazas derivadas de la información publicada relacionada con acusaciones de corrupción”, “el pago de los apoyos de enero y febrero, en los términos en que operaba en 2018” y “una disculpa pública de las autoridades federales por haber difamado y acusado de corruptas y de operar irregularmente a las responsables de las estancias infantiles”.

La CNDH decidió solicitar a Segob seis medidas cautelares, entre las cuales no se encuentra la disculpa pública demandada por las personas responsables de estancias pero sí se llama a evitar la estigmatización de las mismas.

Las seis medidas cautelares son las siguientes:

  1. Generar las acciones de coordinación necesarias entre autoridades federales y locales que eviten la violación de los derechos de niñas y niños con motivo del recorte presupuestal en la asignación de recursos destinados al Programa de Apoyo 2019 y su modificación en la forma de asignar los apoyos económicos, privilegiando en toda actividad estatal el interés superior de la niñez.
  2. Gestionar ante las autoridades que correspondan, la implementación de las medidas que resulten necesarias para garantizar y salvaguardar la integridad y seguridad de las personas responsables y trabajadoras de estancias infantiles que han sido amenazadas, agredidas y hostigadas.
  3. Propiciar la coordinación entre autoridades federales y locales, a fin de evitar la estigmatización de las personas responsables y trabajadoras de las estancias infantiles, además de continuar siendo un vínculo de interlocución con ellas que permita encontrar solución a la problemática que han planteado.
  4. Establecer las acciones que permitan hacer efectivo el derecho de participación de madres trabajadoras y padres solos o tutores con motivo de las medidas administrativas y legales que en su caso se adopten en relación con el Programa de Apoyos 2019, teniendo presente en todo momento el interés superior de niñas y niños.
  5. Buscar la generación de políticas públicas de igualdad entre los géneros que permitan a las mujeres conciliar el ejercicio del derecho al trabajo y el derecho a la familia, que redunden en el mayor beneficio de las niñas y los niños.
  6. Gestionar las medidas que resulten necesarias a fin de evitar regresión alguna en el ejercicio de los derechos económicos y sociales de todas las personas beneficiarias del Programa.

 

En el documento enviado a la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Segob, la CNDH recordó que ha expresado públicamente su preocupación por el impacto de las medidas anunciadas.

El recorte presupuestal y el cambio en las reglas de operación del Programa de Estancias Infantiles puede propiciar que madres y padres afectados en la atención y cuidado de sus hijas e hijos, busquen otras opciones que deriven en un gasto familiar imprevisto, o dejar el cuidado de ellas y ellos a personas que no cuenten con las habilidades y preparación.

Además, se podrían profundizar las brechas de desigualdad de género en el país, toda vez que las mujeres trabajadoras se verían obligadas a renunciar a su empleo para asumir el cuidado total de sus hijas e hijos.

“De acuerdo con las Reglas de Operación del Programa de Apoyo 2019, éste estará dirigido a personas que habiten en municipios indígenas de alto rezago social, pobreza extrema y zonas con alto grado de marginación y altos índices de violencia, no contemplando a las mujeres trabajadoras y padres solos o tutores que viven en situaciones de pobreza urbana y que no cuentan con seguridad social ni recursos para pagar los servicios de cuidado infantil, entre otros supuestos”, destacó la CNDH.

El organismo concluyó diciendo que continuará integrando el expediente de queja y en su momento emitirá el pronunciamiento que conforme a derecho corresponda.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.