Partidarios del Brexit tienen un “lugar especial en el infierno”: Presidente del Consejo Europeo
Donald Tusk dijo que la prioridad del bloque comunitario era preparase para el "fiasco" de un Brexit sin acuerdo.

A poco menos de dos meses de que se venza el plazo para que Reino Unido abandone la Unión Europea, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo este miércoles que hay “un lugar especial en el infierno” para aquellos políticos que promovieron el Brexit “sin siquiera un boceto de plan”, al tiempo que reiteró la negativa por parte de Bruselas a renegociar el acuerdo de salida de Theresa May.

En conferencia de prensa tras reunirse con el primer Ministro de Irlanda, Leo Varadkar, Tusk dejó ver una vez más sus esperanzas de que Reino Unido pueda cambiar de opinión, al asegurar que tenía conocimiento de que “todavía un gran número de personas” en Londres e Irlanda querían revertir el resultado del referéndum de 2016.

“Siempre he estado con ustedes con todo mi corazón, pero los hechos son inconfundibles. En este momento, la postura pro-Brexit de la primera Ministra británica y del líder de la oposición descarta esta pregunta. Hoy no hay una fuerza política y un liderazgo efectivo para permanecer“, agregó.

En ese sentido, el presidente del consejo Europeo dijo que la principal prioridad del bloque comunitario era preparase para el “fiasco” de un Brexit sin acuerdo.

Al mismo tiempo, Tusk descartó cualquier renegociación sobre el llamado ‘backstop’, el plan de emergencia para gestionar la frontera entre Irlanda del Norte (parte del RU) y la República de Irlanda (miembro de la UE) ante cualquier acuerdo que se alcance con Londres con la finalidad de preservar la paz.

“No hay espacio para la especulación. La UE es ante todo un proyecto de paz. No apostaremos con la paz ni pondremos fecha de caducidad en la reconciliación”, dijo el presidente del consejo Europeo y llamó a May a proponer “una sugerencia realista sobre cómo terminar el punto muerto”.

“Me he preguntado cómo se ve ese lugar tan especial en el infierno para aquellos que promovieron el Brexit, sin siquiera un boceto de plan de cómo llevarlo a cabo con seguridad”, agregó.

El pasado 14 de enero Tusk y Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, envió una carta conjunta a la primera Ministra May en la que afirmó que no habrá cambios en el acuerdo del Brexit y abordó el ‘backstop’, una de las dificultades centrales de este proceso.

Este plan, que se prevé temporal pero para el que no hay una fecha límite establecida, mantendría a todo el Reino Unido en la unión aduanera, y a Irlanda del Norte alineada con el mercado único europeo en cuanto a los bienes. Se trata de una medida especial para evitar una frontera dura entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Para muchos irlandeses en ambos lados de la frontera, instalar nuevamente barreras físicas significaría volver a los problemas de violencia del pasado.

El pasado 15 de enero el Parlamento británico rechazó el acuerdo para el Brexit propuesto por May. Además, el martes de la semana pasada, la libra esterlina cayó después de que la Cámara de los Comunes rechazó una enmienda para retrasar el Brexit.

El próximo 29 de marzo de 2019 se cumplirá la fecha límite para que el Reino Unido abandone la UE, pero para ello es necesario que el Parlamento británico ratifique el acuerdo negociado entre Londres y el resto de los países miembros.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.