Pasar de político a empresario “sí es inmoral”; nadie puede usar información confidencial del Estado: #MesaDeAnálisis
Gabriel Reyes Orona afirmó que Oceanografía es un caso simbólico y emblemático de padrinos sexenales. "Qué bueno que habla de los tribunales, porque ese es el lugar que le corresponde", dijo.

Un ex presidente u otro exfuncionario “no debe usar, ni antes, ni durante, ni después (de su encargo) la información que es de la Nación” para beneficiarse de manera particular, afirmó el ex procurador Fiscal de la Federación, Gabriel Reyes Orona.

Desde su punto de vista, que un exfuncionario trabaje en el sector privado no implica conflicto de interés, pero sí “un uso delictivo de datos que son reservados del Estado, tienen un valor económico y son puestos a disposición de particulares.

Nadie puede usar información reservada, confidencial o privada del Estado, y si resulta que un exfuncionario, sea o no presidente, exsecretario o cualquier otro cargo de la Federación, no deben aparecer en empresas con posturas exitosas y sorprendentes que suponen o implican la tenencia de esa información”, dijo en #MesaDeAnálisis con la periodista Carmen Aristegui.

Por su parte, el exconsejero del IFE, Alfredo Figueroa, coincidió con el presidente Andrés Manuel López Obrador en que es inmoral que un alto funcionario forme parte del consejo de administración de una empresa.

Sí es inmoral el asunto de detentar un cargo público, y a partir de la información de la que dispones y de todo tu trabajo, no de tus competencias profesionales sino de la información que como titular del poder público tú has tenido, estés en la defensa de ese interés público, y sin ningún tipo de mediación ni regla, pases a formar parte de intereses que pueden ser legítimos, pero que son privados, y que muy probablemente, van en sentido contrario del interés público“, abundó.

En su opinión, es muy relevante que López Obrador ponga en la escena pública este tema que tiene que ver con la corrupción política.

Sobre la carta que envió Oceanografía a Aristegui Noticias para aclarar que no tiene ninguna relación con la ex primera dama, Marta Sahagún, y sus hijos, Reyes Orona comentó que, más que una réplica, es un intento de amago.

Las cartas como la de Oceanografía, apuntó, “tienen como objetivo tender una cortina de humo e intimidar a quienes hacen señalamientos sobre un grupúsculo de personajes que están en torno a Amado Yañez“, director general de la empresa. 

Añadió que en México existe un esquema de “puertas giratorias” o de “Pepecuates”, mediante el cual los grupos de interés conserven sus prebendas y privilegios de los cuales han vivido.

“Si López Obrador se pone a revisar con calma, está enfrentando a los Pepecuates, que están en diversos organismos, entre los que destacan el Banco de México, que le van a hacer la guerra hasta donde puedan para demostrar cuál es el poder y el peso de este personaje que los encabeza, porque siguiendo la tradición priista.

“Lo que sucedió un año antes del gobierno es que el presidente que sale le entrega al candidato presidencial de su partido, y esa posibilidad de entregarle el gobierno un año antes, le permite nombrar y colocar a personas clave en posiciones muy destacadas y relevantes“, explicó.

Entonces, agregó, “cuando estos sujetos salen del gobierno, la presencia que tienen en las empresas privadas, como el caso (Felipe) Calderón o Georgina Kessel, hace válida o le da valor a esta presencia que tiene a través de la red tendida previamente. Oceanografía es un caso simbólico y emblemático de padrinos sexenales“.

En este contexto, el exprocurador consideró importante que Jorge Betancourt, quien firmó la carta de Oceanografía, responda si es representante de la empresa o de Mario Yañez.

“Qué bueno que habla de los tribunales, porque ese es el lugar que corresponde a Oceanografía“, dijo.

Otro asunto a esclarecer, indicó, es qué pasó con la Comisión en el Senado que se creó para investigar “por qué los mexicanos habían pagado fortunas para mantener a Oceanografía”.

Figueroa observó que la corrupción en el país “es inentendible sin grandes empresas alrededor funcionando como redes amplias corruptoras que terminan, en muchas ocasiones, financiando campañas políticas, biografías políticas y asuntos que van en esa dirección”.

Consideró que enfrentar a los poderes fácticos del país tiene un conjunto de consecuencias importantes.

“Hoy la legitimidad que ostenta López Obrador le da una extraordinaria potencia para hacerlo visible. No sé si tenemos los tribunales ni el ministerio para la transparencia, pero lo que sí es importante es que tenemos un espacio público donde les va a costar mucho trabajo que la gente deje de decir lo que piensa, de opinar y ese es un asunto muy relevante”, anotó.

A continuación la #MesaDeAnálisis completa:








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.