México ha vivido al margen de su Constitución; documento, caduco y manipulado: Meyer y Dresser 
"Se ha vuelto una especie de trapo legitimador de quien está en su momento en el poder", dijo la politóloga.

El historiador Lorenzo Meyer indicó que la Constitución de 1917 “se aplica a medias” en el país, el cual “ha vivido al margen” de este documento histórico.

En la Mesa Política de Aristegui en vivo, confió en que “empecemos a vivir dentro de la Constitución” en este siglo XXI, pero “para eso se necesita un estado de derecho”.

“Algún día quizá lleguemos a vivir dentro de este encuadre jurídico y básicamente moral que dan las constituciones”, consideró.

“No tenemos experiencia larga de vivir dentro de las constituciones”, refirió.

“Todas reflejaron buenos deseos pero se gobernó en áreas muy importantes al margen de esas constituciones”, señaló.

Y es que, apuntó, “la Constitución requiere de ambas partes, gobernantes y gobernados, respeto mutuo a la ley”, lo cual no ha existido.

Al respecto, la politóloga Denise Dresser precisó que “la razón de ser del Estado es aplicar la ley”.

Recordó que la Constitución de 1917 nació “con pulsiones distintas y por ello es un texto contradictorio, con pulsiones liberales, corporativas, estatistas y ha mal vivido con esas contradicciones a lo largo de la historia”.

“Se ha vuelto una especie de trapo legitimador de quien está en su momento en el poder”, afirmó.

Y “se va adecuando, manipulando para servir a quien está en la presidencia en ese momento”.

Se trata de un “documento no que refleja a la sociedad sino a quien la controla”, agregó. Hoy por hoy, “es un documento caduco”, remató.

Mientras que en el aso de la Constitución de la Ciudad de México, criticó que le falta sofisticación técnica y parece “un texto cursi que refleja aspiraciones”.



Temas relacionados:
Sociedad



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]