Texto Constitucional sobre propiedad y exploración de hidrocarburos
La propuesta de reforma energética plantea modificar los artículos 27 y 28 de la Carta Magna, que establecen condiciones para concesiones, contratos con particulares y el control del sistema eléctrico nacional.
(Foto: energiadelsur.blogspot)

La propuesta de reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto contempla modificar los artículos 27 y 28 de la Constitución.

Estos preceptos establecen que los recursos naturales, incluidos los hidrocarburos pertenecen a la Nación, además, aborda que las funciones básicas del Estado no conforman monopolios.

Los cambios a la Carta Magna que plantea el Ejecutivo federal son los aspectos que más reclamos han provocado contra la reforma energética, programada para dictaminarse este viernes.

En la presentación de la iniciativa, en agosto pasado, Peña Nieto insistió que el sentido original del artículo 27, que redactó el ex presidente Lázaro Cárdenas, autoriza la participación privada en energéticos.

Éstos son los dos artículos que serían modificados de avalarse la propuesta:

Artículo 27, que fue reformado por última vez el 20 de enero de 1960:

Corresponde a la Nación el dominio directo de todos los recursos naturales de la plataforma continental y los zócalos submarinos de las islas; de todos los minerales o substancias que en vetas, mantos, masas o yacimientos, constituyan depósitos cuya naturaleza sea distinta de los componentes de los terrenos, tales como los minerales de los que se extraigan metales y metaloides utilizados en la industria; los yacimientos de piedras preciosas, de sal de gema y las salinas formadas directamente por las aguas marinas; los productos derivados de la descomposición de las rocas, cuando su explotación necesite trabajos subterráneos; los yacimientos minerales u orgánicos de materias susceptibles de ser utilizadas como fertilizantes; los combustibles minerales sólidos; el petróleo y todos los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos; y el espacio situado sobre el territorio nacional, en la extensión y términos que fije el derecho internacional.

Aquí, el párrafo sexto del artículo 28 de la Constitución:

No constituirán monopolios las funciones que el Estado ejerza de manera exclusiva en las siguientes áreas estratégicas: correos, telégrafos y radiotelegrafía; petróleo y los demás hidrocarburos; petroquímica básica; minerales radioactivos y generación de energía nuclear; electricidad y las actividades que expresamente señalen las leyes que expida el Congreso de la Unión.

La comunicación vía satélite y los ferrocarriles son áreas prioritarias para el desarrollo nacional en los términos del artículo 25 de esta Constitución; el estado al ejercer en ellas su rectoría, protegerá la seguridad y la soberanía de la Nación, y al otorgar concesiones o permisos mantendrá o establecerá el dominio de las respectivas vías de comunicación de acuerdo con las leyes de la materia.

(Con información de Instituto de Investigaciones Jurídicas-UNAM)






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]