Trabajos del Tren México-Toluca, detenidos por “comuneros”: SCT
Niega que exista una resolución judicial que ordene que se detengan los trabajos de construcción, como afirman un grupo de comuneros que tienen paradas las obras.
Foto: Cuartoscuro/ Artemio Guerra

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes denunció que desde el pasado 15 de octubre “un grupo de personas que dijeron ser comuneros de San Juan Coapanoaya interrumpió los trabajos del Tren Interurbano México – Toluca (TIMT), a la altura del Monumento al Caminero, en la carretera federal que conecta la Ciudad de México con la capital del Estado de México; a la fecha continúan interrumpidos los trabajos en la obra”.

Expuso que “unas 40 personas se presentaron en el kilómetro 40 de la mencionada carretera y amenazaron con prender fuego a la maquinaria de trabajo localizada en ese punto; invadieron el derecho de vía, exigieron la detención de los trabajos y argumentaron que cuentan con una suspensión de plano sobre la obra, amagando con usar fuego hasta que lograron detener las labores”. 

Señaló que algunos de los invasores “portaban garrafas que, dijeron, estaban llenas de gasolina, amenazaron con incendiar la maquinaria y se dijeron representadas por el licenciado Santiago Pérez Alvarado”.

“A la fecha dichas personas, tienen bloqueados cuatro accesos a la obra de los trabajos del TIMT que comprenden de la comunidad San Juan Coapanoaya hasta San Jerónimo Acazulco y Santa María Tepezoyuca. En los tramos correspondientes a Viaducto 2, Terracerías 2, Viaducto 3, Terracerías 3 y Viaducto 4, lo cual afecta 4 km de la obra”, detalló la SCT.

Sobre esto último, la Dirección General de Desarrollo Ferroviario y Multimodal (DGDFM) de la Secretaría de Comunicación y Transportes reportó que:

a) La suspensión a la que se refieren las personas citadas no tiene efecto dentro del derecho de vía adquirido para la construcción del Tren Interurbano México – Toluca.

b) Los hechos suscitados el pasado 15 de octubre en el paraje Monumento al Caminero causan a la obra daños y pérdidas que rebasan los 10 millones de pesos por cada día y por cada punto de la obra en el que se detienen los trabajos, además de atrasos de hasta dos meses, pues hay que detener la maquinaria y, a menudo, demoler lo construido y volverlo a construir, porque al detener el sistema constructivo es imposible seguir en el punto en que se encontraba al momento de la suspensión. Además, hay que pagar mano de obra no utilizada y renta de maquinaria no ocupada que, en adición, se detiene y después hay que volver a echarla a andar, lo que en ocasiones significa más pérdida de tiempo.

c) No existe una resolución judicial de ningún tipo que ordene que se detengan los trabajos de construcción de la obra del Tren Interurbano México – Toluca.

d) La DGDFM ha presentado las denuncias del caso ante la autoridad correspondiente, a fin de que se deslinden responsabilidades y se castigue a los responsables de estos daños a la nación.



Temas relacionados:
SCT
Sociedad
Transporte





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.