La Policía Federal, Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador | Columnas políticas 05/07/19
Este viernes los espacios de opinión de la prensa nacional destacan que el gobierno de AMLO responsabiliza al expresidente Calderón de las manifestaciones de la policía federal.

“Templo Mayor”, en Reforma:

“¿Por qué tiene tanto miedo Andrés Manuel López Obrador a Felipe Calderón? Si bien el presidente de México ha sido un mago para inventar enemigos, no deja de llamar la atención cómo una y otra vez insiste en culpar de sus males al panista, incluso olvidándose de Enrique Peña Nieto. Ayer bastó con que un policía federal, uno solo, pidiera que el exmadantario los representara en su litigio el gobierno federal… y Alfonso Durazo salió de inmediato a culpa a Calderón de estar detrás del movimiento de los uniformados”.

“Bajo Reserva”, en El Universal:

“La 4T enfiló sus baterías contra un personaje bastante conocido por el presidente Andrés Manuel López Obrador: el exmandatario Felipe Calderón, quien no se quedó callado en un rincón. La mañana del jueves, Alfonso Durazo, jefe de la Secretaría de Seguridad, insinuó que no es casualidad que Calderón sea propuesto por los elementos inconformes de la Policía Federal como su representante legal. Un día antes López Obrador dijo que una “mano negra” guiaba la revuelta de los federales, pero apuntó hacia los viejos sótanos de Bucareli. Las palabras de Durazo dieron pólvora a las redes sociales contra don Felipe, cuyo nombre apareció como tendencia en Twitter. El michoacano no tuvo más remedio que contestar en un video de casi nueve minutos para exigir pruebas y, de paso, pedir al Presidente que no divida a los mexicanos”.

“Estrictamente personal” de Raymundo Riva Palacio en El Financiero:

“La crisis causada por la insurrección –hasta ahora pacífica– de la Policía Federal, obligó al presidente Andrés Manuel López Obrador a hacer lo que no quería que sucediera: ver al retrovisor. El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, desdobló “la mano negra” detrás de la protesta, disparando en varias direcciones. Lo que visiblemente parecía más importante es el viejo ajuste de cuentas de López Obrador con Felipe Calderón –el expresidente que realmente odia– desde la elección presidencial de 2006, a quien Durazo prácticamente responsabilizó de toda la putrefacción de la Policía Federal, aunque en realidad fue quien la reconstruyó del desastre que dejó Vicente Fox, en cuyo gobierno trabajaron varios miembros del gabinete actual. Pero el retrovisor no tiene el alcance de 12 años, sino de cuatro. El dato puntual es la auditoría que se hará a la cuenta pública de 2018 en las áreas de seguridad, y al esclarecimiento de la compra de un sistema llamado “Rafael”, en 2015”.

“Frentes Políticos” en Excélsior:

“Cuando se trata de manifestarse, los mexicanos ya nos la sabemos. Mostrar el poder de convocatoria es casi siempre la llave para lograr acuerdos. No es diferente en el conflicto con la hasta ahora Policía Federal. Ante los reclamos de la oposición, que sigue con lupa cada detalle de la Cuarta Transformación, tiene razón Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados, que la crisis laboral no “debe politizarse”, porque es un tema de “pasivos laborales” que debe arreglarse “con prontitud y técnica administrativa”; descartó que el paro de actividades de miembros de la PF provoque ingobernabilidad en el país. Lo que es más cierto es la urgencia de que se resuelva el nacimiento de la Guardia Nacional. Donald Trump dio 45 días para resolver el problema en la frontera sur. Y el tiempo vuela”.

“Trascendió” en Milenio:

“Mandos de la Policía Federal en proceso de extinción ven como una de las razones del encono de Andrés Manuel López Obrador contra la corporación el estudio que en 2017 elaboró y difundió la División Científica, a cargo de Patricia Trujillo (quien anteayer acabó en el suelo durante la rebelión), en el que lo ficharon como el principal instigador de las protestas contra el gasolinazo. Aunque el entonces titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales, desautorizó en su momento el documento (filtrado sin autorización), los oficiales aseguran que fue información real y el tabasqueño la consideró “guerra sucia” y “síntoma de nerviosismo” de la mafia del poder. Hay que recordar que otra instancia que lo investigó, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, ya fue borrada del mapa”.



Temas relacionados:
México
Politica
Sociedad





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.