Presentarán 5 novelas de terror a la mexicana
Los títulos serán comentados el 5 de junio a las 19:00 horas, en el Foro del Tejedor de la Cafebrería El Péndulo de Álvaro Obregón.

Inspirador en un viejo proyecto de Lord Byron, el Laboratorio Novela, organiza la presentación de las novelas de terror El paisaje del ciego, de Roslyn Ison; El mar no devuelve a sus muertos, de Linda Báez Lacayo; Flor de sal, de Alexandra Campos Hanon; La caza de la ballena azul, de Teresa Piazza; y Berenice, de Laura Echevarría Román.

El encuentro tendrá lugar el 5 de junio a las 19:00 horas, en el Foro del Tejedor de la Cafebrería El Péndulo de Álvaro Obregón y será moderado por el escritor Marcos Daniel Aguilar.

Las novelas una a una.

El paisaje del ciego, de Roslyn Ison.

Hay momentos en que el pasado se fusiona con el presente. Para Leonardo, ese instante ha llegado. Su terrible pasado vuelve para desordenarle la vida cuando Beto, su amigo de la adolescencia, regresa con la advertencia de que contará el secreto que ambos han mantenido oculto por años. Al mismo tiempo se desencadenan en el contexto de Leonardo algunas situaciones que ponen en entredicho su cordura: la borrosidad paulatina de su visión, la aparición de un halo azul en la luna y unas pinturas que parecen traer consigo mensajes fatales de demonios y malos agüeros.

¿Qué le deparará la tercera y última pintura de la serie titulada “Mis demonios”? ¿De qué forma logrará desasirse del fantasma de la culpa que ha llegado a exigir justicia?

El mar no devuelve a sus muertos, de Linda Báez Lacayo.

Emma ha llevado una vida dominada por el terror, no el que surge de lo sobrenatural o de lo desconocido, sino el que es provocado por la debilidad ante el abuso y las fobias. Emma ha sido sometida desde niña por quien la debe proteger.  La tensión de la historia lleva a los personajes a entrar en un juego macabro que definirá el sorprendente final. Linda Báez Lacayo, con un estilo puntilloso, lleva al lector a escudriñar los miedos de la protagonista hasta descubrir los grotescos acontecimientos que marcarán su vida. Es una novela perturbadora y reflexiva que no deja a nadie indiferente.

Flor de sal, de Alexandra Campos Hanón.

Xochilcan, un pueblo dominado por la superstición y el miedo es testigo del surgimiento de un monstruo: Ix Chel, la niña blanca. Ella traerá la desgracia a quienes vivieron y más tarde murieron en aquella región minera. Esta es la historia de un desierto donde las flores son de sal y los malos augurios, son albinos. En esta novela el autor intercala distintas voces que acompañan al lector, y van completando la historia mientras siguen el relato y juzgan la forma en que se narran los acontecimientos. Con planos temporales imprecisos, nos presenta leyendas, acciones y sucesos en un tono misterioso y un ambiente fantasmal. Un estilo que nos remite a las intervenciones teatrales, las narraciones orales y la lectura conjunta.

La caza de la ballena azul. El Juego Suicida, de Teresa Piazza.

Muchos adolescentes a nivel mundial se han enganchado en el reto de “La Ballena Azul”. Los 50 desafíos que plantea este juego virtual se basan en una cadena de violencia física y emocional que gratifica con un apasionante sentido de transgresión. Los participantes no son en su mayoría hijos maltratados que no saben discernir el bien del mal, sino jóvenes que han perdido el sentido de la vida ante un porvenir sin motivaciones. El juego está diseñado para crear la fatal dependencia del jugador con su curador, quien puede suplantar el rol de un padre, y ejercer presión mientras guía, dialoga, e incluso amenaza a la víctima.

Berenice, de Laura Echevarría Román.

Fernanda, escritora y madre de familia, ve morir a su hija de seis años. Después de un prolongado periodo depresivo, en el que descuidó a sus otros dos hijos y a su marido, decide retomar la escritura como una herramienta para vencer el duelo. La novela que escribe Fernanda se entremezcla poco a poco con la realidad, y conforme avanza en la escritura de los capítulos, una pequeña niña –que aparece a voluntad tanto en las páginas que escribe Fernanda como en la vida diaria- se va adueñando silenciosamente de ambas historias. Si bien la presencia de Berenice es benévola en la ficción, en la vida real resulta peligrosa.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.